4 consejos para salir bien en los trabajos en grupo de la universidad

Hacer trabajos en grupo en la universidad es siempre complicado. Por ello, en esta ocasión te queremos dar 4 consejos para evitar problemas y, por supuesto, garantizar una buena nota.

1. Aprovecha los talentos individuales

Cada uno es bueno en algo concreto, y eso tiene que quedar claro entre todos los integrantes del grupo. A partir de ahí, reflexionen sobre los retos del trabajo, sobre los pasos que deberán ser cumplidos, y dividan las tareas de acuerdo con lo que cada uno hace mejor.

Siempre vas a tener esa persona con más facilidad para buscar los datos y la información, aquellos que no tienen dificultades a la hora de hablar en público, y quienes disfrutan más de escribir. Por ello, ten en cuenta y aprovecha estas diversas habilidades.

2. Establece la forma de contacto

Tal vez este punto sea el más complicado cuando se habla de trabajo en grupo. No siempre todo el mundo puede encontrar en determinado horario, los lugares de las reuniones pueden ser demasiado difíciles para algunos y por ahí va.

Pero estamos en el siglo XXI, y la tecnología está ahí para acortar las distancias. Las reuniones pueden ser marcadas a través de internet; chats y grupos en las redes sociales son medios rápidos y eficientes para promover la discusión y el intercambio de archivos; y, hoy en día, muchos de nosotros contamos con celulares y computadoras.

Es claro que los encuentros personales son importantes, pero el uso de internet para agilizar la comunicación del grupo disminuye la cantidad de encuentros. Utilicen la tecnología para acortar las distancias y dinamizar la comunicación.

3. Haz tu parte

El propio nombre lo dice: trabajo en grupo. Esto significa que vas a tener que escuchar diferentes opiniones, dar el brazo a torcer y, además, animar a que todo el mundo ha cumplir sus obligaciones con excelencia.

Siendo así, haz tu parte, independientemente de los demás. Un truco: es muy común dividir el contenido de la presentación entre los miembros del grupo, pero nunca estudies sólo tu parte. Estudiar todo el contenido puede ser de gran ayuda. Socorrer a algún compañero en un momento de apuro es bueno para ti, para él y para el grupo.

En muchos trabajos en grupos, la evaluación se realiza de forma colectiva, pero también de manera individual.

4. Comparte los conocimientos

Cuando el tema es el trabajo en grupo, no sirve de nada conocer todo el contenido y tener facilidad para hablar en público, si no compartes tus conocimientos con tus compañeros.

Comparte tus ideas con el grupo. Si cada uno comparte sus conocimientos adquiridos durante las investigaciones, es más fácil tener una dimensión completa y más profunda del contenido.

Elegir a los integrantes del grupo por afinidad ayuda mucho al respecto. No siempre es posible, pero si es así, reúne a los más cercanos a ti para aumentar la compenetración. Pero cuidado: no confundan afinidad con ocio. Tomen en serio el trabajo y dedíquense al máximo.

 

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad