4 pasos para hacer un buen resumen

El resumen: ¡El mejor amigo de los estudiantes! Todo estudiante sabe que, con la gran cantidad de materias que deben ser asimiladas en poco tiempo, revisar todo puede ser un poco complicado. Pero, aún así, los resúmenes están ahí precisamente para ayudarnos a recordar lo que es más importante saber en cada contenido.

Sin embargo, debo hacer una advertencia: saber hacer resúmenes no es tan fácil. Como usted ya sabe la importancia de este aliado a la hora de estudiar, elaboré cuatro pasos para hacer un resumen de punta, y se encuentran a continuación:

1. Leer y releer el texto

La primera cosa que usted debe saber es que preparar un resumen es, también, una forma de estudiar. Después de todo, para poder desarrollarlo usted mismo, necesita estar bien afinado con el asunto. Lo ideal, entonces, es que usted lea y relea el texto varias veces para asegurarse de haber entendido todo de forma correcta. Aproveche el momento en que esté estudiando la materia para hacer algunos ejercicios, ya que esta actividad también ayuda.

2. Buscar los conceptos más importantes y los puntos fundamentales del texto

Ahora que usted ha leído el texto varias veces, ya puede estar preparado para resaltar lo que hay dentro del texto y ocupa el mayor nivel de importancia en él, o sea, cuál es su esencia. Es aquí, en este punto, donde usted debe tratar de buscar algunas palabras clave sobre el tema, que le ayudarán a organizar sus ideas, y también destacar en el texto lo que es más importante.

Si usted está haciendo un resumen de Física sobre energía térmica, por ejemplo, las palabras clave pueden ser: calor, temperatura, dilatación, el estudio de los gases, la escala Kelvin, entre otras.

Además de reunir las palabras clave, usted puede también resaltar los elementos y frases esenciales para la comprensión de ese contenido, o incluso el que no está exento de ser resaltado dada su importancia. Por ejemplo, en una materia de exactas, las fórmulas serán esenciales y, por supuesto, no pueden dejar de estar en el resumen. En Historia, por ejemplo, se debe destacar algunos nombres de protagonistas de hechos históricos (por ejemplo, Robespierre en la Revolución Francesa, o de Otto von Bismarck en la unificación alemana), y algunas fechas que sean muy representativas (como 1945, año en que terminó la Segunda Guerra Mundial). En la Geografía, no pueden quedarse fuera de los conceptos básicos, especialmente en materias vinculadas a la geofísica.

A la hora de buscar las partes fundamentales de la materia, usted tendrá que tener algunas habilidades en la interpretación de textos. No sirve de nada subrayar o resaltar el texto entero, por eso, es necesario entender lo que se hace más indispensable en medio de esas palabras. Si presenta dificultades en esta área, bien puede revisar guías para mejorar su proceso de interpretación.

3. Organice las ideas principales

Ahora es la hora de organizar lo que entiende del tema. Luego de ubicar las palabras clave y las fórmulas, nombres y fechas más importantes, es la hora de orientar el resumen que usted va a escribir. Para ello, trate de responder a dos preguntas: primero, lo que se dice en el texto; y segundo, cómo le explicaría yo esta información a alguien más.

También es importante tratar de elegir el tema entre los temas que usted considera importantes (si se trata de un resumen de la Historia, ir en orden cronológico de acontecimientos). Es aquí donde se puede “dibujar” un pequeño esquema para el tema, fijando un número de conceptos principales, como tres o cuatro, para no poner exceso de contenido en el resumen.

4. Escriba el texto con sus palabras

Es hora de escribir, pues usted ya ha leído una y otra vez el texto, destacó las palabras y/o fórmulas más importantes, ya cataloga los temas más importantes. Entonces, ya debe ser casi un crack en el tema. Después de todo esto, escribir va a estar fácil. Tome el asunto por los puntos básicos y generales y después pase a los asuntos específicos dentro de esa materia.

Haga el resumen con sus propias palabras, pues de nada sirve simplemente copiar fragmentos del libro de texto, porque usted no estará absorbiendo nada. Cuando usted mismo escribe, se está obligando a explicar la materia, con lo que ha aprendido, proceso que le ayuda en gran manera a fijar el contenido.

Otro consejo es que usted mismo prepare un cuestionario básico sobre el tema, con las preguntas que explican los “por qué” de un hecho. Este es un ejemplo con enlaces químicos:

¿Qué son los enlaces químicos?
Son los enlaces que los átomos se realizan entre sí para formar moléculas.
¿Cuáles son los tipos de enlaces?
Enlace iónico o electrovalente, enlace covalente o molecular, enlace covalente dativa o coordinada, conexión metálica.
¿Cómo funciona el enlace iónico?
Es la conexión entre los iones, de naturaleza electromagnética. Su resultado final es eléctricamente neutro: la cantidad de electrones cedidos es igual a la cantidad de electrones recibidos. Normalmente los elementos que se unen iónicamente son los de las familias de IA, IIA y IIIA con los de las familias VA, VIA y VIIA de la tabla periódica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies