5 consejos a la hora de enviar un e-mail en inglés

En un mundo cada vez más conectado, saber hablar otro idioma se ha convertido en casi una obligación a la hora de buscar un empleo. Y como tenemos presente la mayoría de nosotros, la lengua más solicitada en el mundo de los negocios es, sin duda alguna, el inglés.

Cometer un error al escribir o hablar en alguna expresión extranjera puede costar caro cuando hablamos de una selección de una plaza o en el cierre de un trato de negocio. Y esto no es diferente en un ámbito donde necesitemos realizar nuestro currículum en inglés.

De hecho, para quien se preocupa sólo por el placer, saber otro idioma es fundamental en un viaje a, prácticamente, cualquier país del mundo.

Por ello, en esta ocasión hemos preparado cinco consejos que pueden ayudarte a escribir un buen correo electrónico; y con ello, mejorar tus oportunidades de obtener un empleo en el extranjero.

El primer paso es el cuidado con la estructura del e-mail. Pensar en el destinatario para después elegir el tono de formalidad del mensaje que será enviado es algo esencial. Recuerda que las expresiones usadas en el cuerpo del email deben de reflejar seriedad y compromiso. Por lo que no debes usar un lenguaje cotidiano (el típico de las películas o series, por ejemplo).

El segundo paso es definir el tema y el objetivo del texto. Utiliza expresiones como “I am writing to…” (Estoy escribiendo…) o “I’ve told you…” (Como he dicho…). Es importante recordar que el e-mail no es una prueba de redacción para evaluar tu vocabulario; pero sí se trata de una buena práctica de comunicación, donde podrás demostrar tus habilidades escritas con la lengua.

El tercer punto es el saludo. Si estás escribiendo para los compañeros de trabajo, amigos o familia, lo más indicado son términos como “Good morning! How are you?” (¡Buen día! ¿Cómo estás?). Pero si lo haces para un medio corporativo en el que participan clientes o superiores, lo ideal es utilizar “Dear Mrs” (para las mujeres) y “Dear Mr” (para los hombres).

El cuarto punto es huir de la traducción palabra por palabra, el idioma extranjero debe ser seguido en su forma original. Por ello no busques emplear un simple diccionario y traducir todo tu currículum que ya tienes escrito en español; esto va a arruinar por completo tu currículum en inglés. Lo ideal es entender el sentido de las oraciones, qué es lo que deseas expresar; y no el intentar traducir todas las palabras tal cual aparecen en un diccionario. Recuerda, antes que por palabras, cualquier lengua se encuentra conformada por ideas. Así, presta atención a las ideas de tu currículum e intenta expresarlas de la mejor manera en inglés.

Nuestro quinto y último consejo, aunque no por ello menos importantes; es que, en el momento de la despedida, la formalidad debe ser mantenida (no te relajes conforme avances en la redacción de tu texto). Para ello, intenta utilizar expresiones como “Best regards” (seguido de tu nombre), o “Sincerely” (Sinceramente), que son expresiones muy formales y pueden ser utilizadas en un entorno de trabajo.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad