5 consejos para no empezar la vida académica con el pie izquierdo

Ingresar a la universidad representa el inicio de una importante etapa de cambios en la historia de cualquier estudiante. Nuevos amigos, responsabilidades diferentes, una rutina más rápida y muchas otras transformaciones. Y delante de muchas novedades, si usted acaba de entrar en la enseñanza superior o aún se está preparando para comenzar en breve a su facultad, es normal que tenga muchas expectativas con respecto a esta nueva etapa, que puede ser muy divertida y provechosa.

Sin embargo, es preciso recordar que la vida académica no es broma, y es preciso tener en cuenta algunos cuidados para no iniciar tus estudios con el pie izquierdo.

No faltes a clases

Es en la clase que tendrás el primer contacto con muchos de los asuntos relacionados con tus disciplinas y que serán fundamentales en tu vida académica y en tu futuro profesional. Por eso, es importante aprovechar al máximo las clases y las explicaciones del profesor.

Sabemos que la tentación puede ser muy grande, pero faltar a clases puede causar muchos daños a tu vida académica. Aunque se alegue que una determinada clase “no es importante”, o que después puedes pedir los apuntes de algún compañero, en verdad es difícil recuperar lo que se ha perdido, y si las faltas se convierten en un hábito, entonces te vas complicar seriamente las cosas.

Organízate

Durante la enseñanza superior, la cantidad de trabajos, pruebas y temas para estudiar es grande, entonces desde el principio, es importante que aprendas a ser organizado. Compra una agenda, un cuaderno o utiliza recursos virtuales; además, ten un lugar confiable y de fácil acceso en el que puedas insertar y centralizar tus obligaciones, plazos de entrega y otros datos. Esto te ayudará a planificar mejor tu tiempo, sin dejar nada a última hora.

Mantén en un lugar visible tu horario de clases, para que puedas saber cuáles serán los libros y otros materiales que necesitas cargar en determinados días de la semana. Esto te ayudará a no tener que cargar toneladas de apuntes, cuadernos y otras cosas pesadas.

En el inicio del semestre, proporciona todo lo que necesitas a lo largo de los próximos meses: fotocopias, libros, cuadernos y equipos específicos de tu área de estudio. Así, cuando llegue el primer día de clase, ya contarás con todos los materiales necesarios, y tu mayor preocupación será sólo estar atento al profesor.

Organiza tu rutina para que consigas conciliar tus otras actividades con tus estudios. Reserva un tiempo para el ocio, para la familia y los amigos, hacer ejercicio y mantener un hobby. Esto ayudará a aliviar el estrés y mantener tu cabeza en tu lugar y tu salud a día.

Estudia todos los días

Dejar para estudiar en la víspera de las pruebas puede ser una práctica común entre muchos universitarios, pero no hay nada más estresante y perjudicial que esto. Lo ideal es acostumbrarse a estudiar un poco todos los días, para no dejar que los temas se acumulen. Con unos minutos de dedicación al día, puedes revisar toda la materia vista en clases del día anterior y aprende los contenidos con mucha más eficiencia.

Desarrolla la disciplina y la autonomía

La educación superior es muy diferente de la enseñanza media. En la universidad, tus resultados dependen principalmente de tu propio esfuerzo y enfoque, y el papel de los profesores es sólo mediar tu relación con los temas estudiados. Por lo tanto, es importante crear conciencia de tus responsabilidades y empezar a desarrollar la propia disciplina y la autonomía.

No esperes a que los profesores te den todos los contenidos y respuestas. Tendrás que mantener la curiosidad y ser proactivo. Si tienes dudas, puedes consultar a tus profesores y compañeros. Pero, por encima de todo concéntrate en buscar, leer mucho, ir más allá de lo que se enseña en el aula y no te conformes con lo visto en clases. Supera tus propias expectativas.

Rodéate de buenas compañías

En el entorno universitario, busque rodearte de buenas compañías, y acércate a personas que te motiven y de los que puedas aprender. Las amistades saludables son inspiradoras, te mantendrán en el camino de tus objetivos y harán que te sientas desafiado a ser cada vez mejor, ya sea en la vida académica o en la vida personal.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad