6 cosas en las que no puedes pensar durante los estudios

Identificar puntos débiles en tu mentalidad es muy importante para que puedas evitar el fracaso. Estudiar es una decisión. Y esta decisión tiene que ser reforzada todos los días, con determinación, fuerza de voluntad y con tus metas bien claras en tu mente. Cuando te sientes confrontado con otras voluntades o te dejas dominar por la pereza, ciertos pensamientos pueden surgir en tu mente, llevando muchas veces a la conclusión de que no irás a estudiar en ese día. Sin embargo, muchas de estas ideas no son verdaderas, realistas o racionales.

Identificar este tipo de mentalidad es muy importante para que puedas mantener la motivación y evitar el fracaso (o malas experiencias) durante tu carrera universitaria.

A continuación te presentamos las cosas en las que no puedes pensar antes y durante los estudios:

1. “No tengo ganas de estudiar”

Con estos pensamientos surgen excusas como sueño, aburrimiento y hambre; entre otras sensaciones que motivan un estado de ánimo que no es propicio para los estudios. Evita al máximo el dar atención a este tipo de pensamientos y procura concentrarte sólo en tus objetivos y responsabilidades.

2. “Este contenido es muy difícil”

No hay nada que sea imposible de aprender si estás dispuesto a ello. Pensar que determinada materia es difícil, que no tienes la capacidad ni la preparación suficiente para aprenderlo o que no hay esperanza para esto y no debes ni intentarlo es un gran error.

3. “No voy a necesitar esto en la vida real”

Tal concepto es falso. Pensar que determinada materia es estúpida y que no necesita de atención demuestra la ignorancia de parte del estudiante, ya que a cuanto más contenido tenga acceso sobre los aspectos relacionados a tu profesión, más capacitado estarás para hacer frente a las exigencias del trabajo.

Cosas en las que no puedes pensar cuando te decides a estudiar

Cosas en las que no puedes pensar cuando te decides a estudiar

4. “No necesito estudiar ahora”

La postergación es una de las principales enemigas de los alumnos. Pensar que tus tareas y estudios pueden dejarse para otro momento sólo va a contribuir para que no aprendas, hagas las lecciones de manera incompleta y pases por periodos de estrés y ansiedad que, como te imaginas, son innecesarios.

5. “Hay mucho material para estudiar”

Si crees que no tendrás tiempo suficiente para estudiar toda la materia o aquello que el profesor ha indicado; simplemente no estás contando con la motivación suficiente e, incluso, puede que estés ignorando tus propias capacidades. No dejes todas las tareas para el final; y verás que seguro tendrás más tiempo para estudiar más y mejor.

6. “No me gusta el profesor”

Mucho del éxito académico depende de tus esfuerzos y no de la disposición del profesor. Corre detrás de tus intereses y no dejes que tu rendimiento recaiga en otras personas. Muchos estudiantes creen que la responsabilidad de su aprendizaje se encuentra en los profesores; si bien juegan un papel esencial, la verdad es que el verdadero conocimiento siempre dependerá de nosotros; así, nos guste o no un profesor, siempre tendremos opciones para poder aprender lo necesario sobre su materia.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad