6 razones para hacer un intercambio a Alemania

País de economía sólida y tradiciones centenarias, Alemania es un destino de intercambio bastante interesante.

Un intercambio internacional es una experiencia única y trae una larga lista de beneficios para los alumnos. Una de las grandes decisiones involucradas en el proceso se encuentra en la definición de un destino, el país donde se realizará las actividades académicas y, por supuesto, el tan soñado viaje.

Aunque algunos de los destinos sean más comunes y solicitados que otros, es muy importante analizar todas las opciones para llevar a cabo una decisión más consciente y provechosa. ¿Has pensado en hacer un intercambio en Alemania? Conoce algunas de las razones y motivos para considerar esta alternativa como parte de tu formación académica y personal.

1. Convivencia con el idioma

La frase “la vida es muy corta para aprender alemán” recorre las redes sociales en montajes y memes. A pesar de que representa una exageración cómica, el idioma alemán, de hecho, puede ser más difícil de absorber que otras lenguas. Estando en el país de su origen, se hace mucho más sencillo encontrar buenas lecciones y clases (como las muchas escuelas especializadas distribuidas por el territorio). Además, la convivencia con los nativos hará que acostumbres tus oídos y te ayudará con las expresiones más cotidianas.

2. Universidades de peso

Las instituciones de educación alemanas son reconocidas y tienen bastante prestigio a nivel mundial. Con una formación completa y alentadas por el gobierno, las universidades a menudo aparecen en altas posiciones en los rankings globales. Por ello, si deseas hacer un intercambio al extranjero a una institución de peso mundial, probablemente Alemania sea una buena opción.

3. Ubicación privilegiada

Alemania cuenta con una geografía privilegiada, ya que hace frontera con nada menos que nueve países, siendo la nación europea con el mayor número de fronteras. Así, es más sencillo para un estudiante interesado en viajar visitar, por ejemplo: Dinamarca, los Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, Francia, Suiza, Austria, República Checa y Polonia.

4. La agitada vida urbana

La capital, Berlín, es un gran centro cultural y económico de Europa. La red de transporte, por ejemplo, es de primera calidad y destaca por la facilidad de su uso diario. El comercio es intenso, con tiendas de todas las áreas dispersas por la capital.

Así mismo, la vida nocturna merece una mención aparte: bares y discotecas cierran hasta altas horas de la noche y ofrecen diversión para todos los gustos.

5. Gastronomía típica

Los platos típicos de la gastronomía alemana son especialidades muy envolventes. Comidas dulces y saladas, así como las tradicionales cervezas, consideradas entre las mejores del mundo, destacan en la dieta de los germanos. Si eres un amante del buen comer, Alemania es una excelente opción para ti.

6. Su rica cultura

Alemania tiene una participación importante en la historia contemporánea, además, cuenta con museos y galerías de arte repartidas por todo el país y dedicados a cada uno de los capítulos de la trayectoria del país. Una visita al Muro de Berlín es esencial, así como a los antiguos campos de concentración.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad