6 técnicas para aprender cualquier cosa (y jamás olvidarlas)

En muchas carreras, gu capacidad de aprender rápido y de forma eficaz puede determinar si tendrás éxito o no. Esto es lo que defienden Peter Brown, Henry Roediger y Mark McDaniel, autores de “Make It Stick: The Science Of Successful Learning”

“Tenemos que seguir aprendiendo y recordando a lo largo de toda nuestra vida”, escriben. “Para estar a la vanguardia en el trabajo, es necesario dominar las habilidades de esa profesión en específico… Si se aprende bien, se tiene una importante ventaja en la vida.”

Aprender, según los escritores, es ser capaz de recordar.

Los viejos hábitos probablemente no van a ayudarte en esta tarea. En realidad, conectar la información nueva con las cosas que ya sabes es mucho más importante. Tratar de “pensar en tus propias palabras”. Cuanto más se relacione el nuevo aprendizaje con tu conocimiento previo, más fuerte será tu comprensión y más conexiones crearás. Un ejemplo simple: si usted está en la clase de física tratando de entender la transferencia de calor, puede atar el concepto con sus experiencias de la vida real: imaginar una taza de café caliente pierde calor en sus manos.

Responde antes de tener una respuesta

Esto es porque, al explorar lo desconocido y pensar en primer lugar, serás mucho más propenso a aprender y recordar la solución que si alguien te la mostrara. En un ambiente académico, puedes tratar de encontrar tus propias respuestas antes del comienzo de la clase. En un entorno profesional, antes de hablar con tu jefe sobre un problema, puedes pensar en posibles soluciones.

Evalúa lo que sucedió

Cuando te tomas algunos minutos para revisar un proyecto o analizar lo que fue discutido en una reunión, estás reflexionando. Y eso es genial. Investigadores de Harvard han descubierto que la escritura reflexiva es muy poderosa. Sólo 15 minutos de reflexión al final del día pueden llegar a mejorar tu rendimiento en un 23%.

Utiliza trucos

Puedes utilizar siglas o rimas para recordar algo; o bien, algunas otras estrategias mnemotécnicas. De esta forma, estarás creando fórmulas simbólicas que, al ser fáciles de memorizar, estarás, indirectamente, memorizando lo que en realidad importa (y que en un principio puede parecer demasiado complicado). Las estrategias mnemotécnicas sirven para crear estructuras mentales que hacen que sea más fácil recuperar lo que has aprendido.

Anota

Tomar nota de las palabras clave en pequeñas tarjetas, sin duda es un buen método para recordar. Esto nos motivará a revisar; y revisar la información es eficaz porque fortalece las vías neuronales asociadas a un determinado concepto.

Aprende lo que ignoras

En este caso, puedes usar un instrumento objetivo para limpiar las ilusiones y ajustar tu juicio y, así, reflejar mejor la realidad. Básicamente, es como cuando recibes una retroalimentación sobre algo que ni imaginabas que estaba haciendo mal. Es necesario para hacer frente “a las ilusiones cognitivas”: por ejemplo, como cuando creemos que entendemos algo cuando, en realidad, no es así. Para ello, intenta identificar los puntos ciegos; o, en otras palabras, aquello que ignoras.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad