8 razones para estudiar en el extranjero

Ya sea por cuenta propia o por un intercambio ofrecido por tu universidad, estudiar en el extranjero siempre será una opción beneficiosa para tu vida. Hay muchas razones por las cuales la experiencia de vivir en otro país y asistir a una institución internacional debería ser una opción obligatoria del sistema educativo de cualquier lugar del mundo. Si todavía no estás convencido sobre los beneficios de esta experiencia, a continuación te presentamos algunos motivos de peso:

1) La internacionalización es una pieza clave del mundo educativo, profesional y empresarial de hoy. Con la globalización cada vez más valorada, tener una experiencia internacional en tu currículum académico y profesional hará que destaques de entre los demás, en un mercado de trabajo muy competitivo.

2) Las instituciones internacionales acostumbradas a recibir estudiantes del mundo entero son multiculturales. El multiculturalismo y la diversidad de nacionalidades proporcionan una riqueza de aprendizaje única, además del contenido académico. Así, convivirás con personas de diferentes costumbres, fe, idiomas, gastronomías, etc. – por lo que será una gran oportunidad de ampliar tus conocimientos del mundo y de crear amistades para toda la vida.

3) La carga de clases y de contenido puede ser mayor y más intenso que la de un curso en tu país. Muchas universidades internacionales ofrecen cursos con una carga curricular más extensa que otras escuelas comunes y con el mismo período de duración (normalmente, de cuatro años, dependiendo de la zona). Así, el estudiante se forma con más conocimientos y “equipaje académico”.

4) Una universidad de otro país puede dar la oportunidad de estudiar y especializarse en áreas de estudio y módulos que no son ofrecidos en universidades de tu país.

En que te beneficia estudiar en el extranjero

En que te beneficia estudiar en el extranjero

5) Estudiar en otro país te da la oportunidad de conocer la historia y los temas contemporáneos de otra parte del mundo, que son poco (o nada) discutidos en tu ciudad de origen, por ser parte de otra realidad. Con el conocimiento de los problemas y desafíos que se enfrentan en otro lugar del mundo, seguramente podrás apreciar ante ti un nuevo horizonte. Y esto nos lleva a nuestro sexto motivo…

6) La conciencia global y la comprensión de los problemas locales que se adquieren al vivir en una nueva realidad. Regresarás a tu país con nuevas opiniones, nuevas miradas y una nueva visión de mundo. Esto puede significar muchas cosas: nuevas ideas para la solución de problemas, nuevos proyectos sociales, capacidad de aceptar las diferencias, etc.

7) Vivir fuera es una forma de crear independencia y confianza. Admitámoslo, la experiencia es enriquecedora, pero también difícil: vas a vivir lejos de tu familia y amigos, vas a hablar en otro idioma, crear una nueva rutina, aprender el sistema educativo de otro país, superarás los desafíos diarios, etc.

8) Y, por último, el aspecto turístico de la experiencia: se puede vivir en una región completamente diferente, climática y geográficamente; y aprovechar esto para hacer un poco de turismo. ¿Nunca has tenido curiosidad de ver la nieve y esquiar en una región con una temperatura por debajo de cero? ¿Te gustaría vivir cerca de un desierto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies