Aprender a jugar al ajedrez

El ajedrez es uno de los juegos de mesa más antiguos e importantes de la historia. El juego consiste en un tablero de 64 casillas negras y blancas, con dos ejércitos de colores opuestos. El objetivo del ajedrez es acabar con el Rey enemigo al hacerle un “jaque-mate”; es decir, dejarlo sin escapatoria. ¿Quieres aprender a jugar al ajedrez?

Cada ejército está compuesto por 16 piezas. La mitad son peones, y estos se ubican en una línea horizontal al frente de todas las demás. Los peones se mueven siempre una casilla hacia adelante por turno, aunque pueden moverse dos casillas en vez de una, en su primer turno. No pueden pasar por encima de fichas ni capturar fichas enemigas de frente. Para que un peón pueda capturar una ficha enemiga, debe hacerlo de manera diagonal y hacia adelante.

Uno puede capturar las piezas del oponente al ocupar la misma casilla que ésta. Al capturar una pieza, el oponente no podrá volver a usarla por el resto del juego. Mientras más piezas se capturen, más puntos se acumulan. Aunque los puntos no tengan valor, sirven de referencia para saber matemáticamente quien ha logrado restarle el mayor potencial de juego a su oponente.

Piezas de ajedrez

Piezas de ajedrez

Cómo se colocan las piezas para jugar al ajedrez

En los extremos de la fila anterior van las Torres. Estas piezas se mueven en línea recta en cualquier dirección excepto diagonal. Existe una técnica llamada “enroque” donde la Torre puede intercambiar su posición con el Rey, si ninguno de los dos se ha movido y no hay piezas entre el Rey y la Torre. Dependiendo de qué Torre se use para el enroque, las piezas terminarán en casillas diferentes. Contando de izquierda a derecha, las Torres estarían en las casillas 1 y 8, mientras que el Rey estaría en la casilla que siempre corresponde a su color opuesto, número 5. Al hacer el enroque con la Torre en la casilla 1, el Rey termina en la casilla 3 y la Torre en la casilla 4; si se hace el enroque con la Torre en 8, el Rey termina en la casilla 7 y la Torre en la casilla 6.

A los lados de la Torre van los Caballos. Estas son las únicas piezas que pueden “saltar” sobre otras. Se pueden mover en forma de L que está formada por dos casillas en una dirección y luego tres casillas en una dirección diferente; o bien, se puede hacer el movimiento de manera opuesta. El caballo solo puede capturar si la posición final coincide con la de una ficha del oponente. Después siguen los alfiles, que se mueven en dirección diagonal. El alfil de la derecha se mueve en las casillas de su mismo color, y el alfil de la izquierda en casillas de su color contrario. En la casilla restante del mismo color de su ejército, está la Reina, que se puede mover en cualquier dirección en línea recta y cuantas casillas sea posible, sin restricción alguna. El Rey actúa de manera similar pero solo se puede mover 1 casilla por turno. El juego tiene miles de millones de combinaciones y partidas posibles, por lo que ha sido un juego clásico favorito a lo largo de toda la historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies