Aprender inglés es fácil. Conoce 7 razones que confirman esta afirmación

El inglés es un idioma fácil. Y más: me atrevo a decir que es muy fácil. Si piensas que estoy exagerando, a continuación te explicaré por qué aprender y hablar inglés es más fácil de lo que la mayoría piensa.

Aprendiendo otros idiomas, me di cuenta de lo fácil que es el inglés. Diferente del español, por ejemplo, no hay muchas conjugaciones, excepciones y ni siquiera mucha gramática. Esta es, sin duda, una de las razones que hacen que el inglés sea un idioma más fácil de dominar.

Sin embargo, entiendo a las personas que piensan que el inglés es difícil porque se sienten desmotivadas cuando todos los libros de gramática y la forma como se aprende inglés en la escuela se concentran casi exclusivamente en las diferencias que hay entre el español y el inglés. Es casi como si el que enseña se centra en mostrar exactamente los aspectos menos interesantes de este idioma, las excepciones y los tiempos verbales que casi nunca vamos a utilizar al hablar en inglés.

Inglés - Aprender inglés es fácil. Conoce 7 razones que confirman esta afirmación

No obstante, te aseguro que se puede ver “el vaso medio lleno” en lugar de “medio vacío”; por ello, a continuación te mostramos 9 razones por las que aprender inglés es fácil:

1. En inglés no hay muchas conjugaciones, y las que existen no son difíciles

La conjugación no cambia en función de los pronombres personales (yo, tú, él…). Normalmente, sólo es necesario agregar la “s” al final de la tercera persona (él, ella, eso…).

2. No hay diferencia entre masculino y femenino

¡Lo que ya es un alivio! No es de extrañar que veamos cómo sufren extranjeros para aprender lo que, en español, viene precedido de “el” o de “la”.

3. Hay ciertas palabras similares en español

Una serie de palabras en inglés son muy similares en español. Son los llamados “cognados” (lo contrario de “falsos cognados”). Es el caso, por ejemplo, de “comedy” y “comedia”, “competition” y “competencia”, “future” y “futuro”, “idea” e “idea”, “different” y “diferente”, “important” e “importante”, sólo por nombrar algunos. Además, muchas palabras de origen inglés ya son muy frecuentes en nuestro vocabulario diario, como “online”, “internet”, etc.

4. Hay palabras en inglés que también tienen su origen en el latín

Aunque es una lengua germánica, el inglés sufrió la influencia del latín, que fue el idioma del poder en Gran Bretaña durante tres siglos y medio. De este origen común surgieron palabras como “albatros” (albatros), “bishop” (obispo), “pope” (Papa), “monk” (monje), por ejemplo.

Consejos para estudiar en el extranjero. Aprender inglés es fácil. Conoce 7 razones que confirman esta afirmación

5. La gramática es mucho más simple que la del español

No hay declinaciones y la conjugación de los verbos es prácticamente invariable.

6. En inglés, la solución más sencilla, normalmente, es también la mejor

Las frases más simples suelen ser las más acertadas. Para hablar o escribir bien en inglés, la mejor opción son siempre las frases simples, sin perderse en fórmulas muy complejas, que a menudo caracterizan al español.

7. La ortografía es mucho más fácil que la del español

No hay acentos o diéresis, por ejemplo. Y, en general, la ortografía es mucho más sencilla.

 

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad