¿Cómo estudiar de forma estratégica?

El proceso de estudio puede ser muy pesado y lento para algunos; mientras que para otros es más rápido y ligero; este es el caso, en la mayoría de las ocasiones, para todos los estudiantes que saben estudiar de forma estratégica.

Además de asistir a clases, repasar el material, centrarse en los estudios y consultar libros, es necesario tener «estrategia»; es decir, saber estudiar de forma organizada; de lo contrario, puede que no aprovechemos los recursos y el tiempo en la mejor forma en que podríamos hacerlo.

¿Qué es estudiar de forma estratégica?

En pocas palabras, se trata de estudiar sabiendo qué es lo que queremos obtener con ello y a dónde queremos llegar; para ello, empleamos diversos métodos probados que pueden mejorar nuestra experiencia de aprendizaje. Esta es la principal razón por la cual puedes encontrarte con personas que pueden sacar una óptima calificación en todas sus materias, sólo, con poco tiempo de estudio; y esto se debe a que han sabido utilizar las herramientas adecuadas y los recursos que estaban a su alcance de la mejor manera posible.

¿Cómo se estudia? No basta sólo leer los materiales, es necesario entender lo que se está leyendo, para que el cerebro pueda asimilar bien el contenido. El estudiante debe estar siempre motivado, es decir, debe querer aprender más y dar lo mejor de sí.

Estudiar de forma estratégica

¿Cómo estudiar de manera estratégica?

Hay varias herramientas que ayudan al estudiante a alcanzar más rápido los objetivos planteados. Cuando te encuentras leyendo, no olvides subrayar las partes más importantes del material. Así, cuando vuelvas a hacer la revisión, puedes centrarte sólo en esta parte. De esta forma, estarás optimizando el tiempo, incluso a la hora que tengas que realizar un resumen.

El cerebro aprende por repetición; por ello, busca repetir para ti mismo lo que consideras que deba de ser memorizado. En este sentido, se puede leer en voz alta, por ejemplo, o imprimir en diferentes colores los elementos para pegarlos en un lugar visible.

Estudiar de forma estratégica es utilizar métodos de estudio eficientes. Por ejemplo, si dispones de poco tiempo para estudiar, puedes echar mano de las fichas. En ellas puedes escribir las partes importantes de cada contenido y llevarlas a cualquier lugar. Así, puedes seguir estudiando mientras estás en el autobús, el metro, la fila del banco, entre otros lugares.

Estudiando de forma estratégica

¿Tienes dos horas libres entre clase y clase? Disfruta de una comida y un poco de esparcimiento en una hora y utiliza el resto del tiempo para hacer una revisión del material que viste en clase; o bien, realizar lecturas pendientes (siempre, subrayando los elementos más importantes). En fin, saber aprovechar el tiempo es esencial cuando estudiamos de forma estratégica.

Así mismo, recuerda que tus pensamientos están influenciados por tus acciones (y viceversa). Por eso, mantén la mente libre de energías negativas o creencias limitantes. Ya verás que, si mantienes una visión positiva, a la vez que planificas de la mejor forma tus estudios, podrás alcanzar cualquier meta académica que te propongas.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad