¿Cómo estudiar más en menos tiempo (por la mañana)?

Muchas personas afirman que las tres primeras horas del día son las más importantes para lograr resultados. Y es que, es en este periodo del día que nos encontramos con la mente preparada para estudiar como nunca antes. Solemos estar más centrados, descansados, hidratados y nutridos (puesto que recién habremos desayunado).

La idea ahora es estudiar lo que has planeado. Hay algunas acciones que puedes poner en práctica para asegurarte que vas a estudiar aprovechando al máximo tu tiempo.

Estudia lo que es prioridad

Si tienes un plan de estudios, no tienes que pasar mucho tiempo decidiendo qué necesitas estudiar o practicar primero. Toma tu planeación y comienza con lo que necesita ser hecho; nosotros te aconsejamos comenzar con lo más complicado.

Si no tienes una planificación, entonces este debe de ser el primer paso a cumplir; ya que, sin planificación, no podremos avanzar de forma organizada y, posiblemente, podremos olvidar algo de suma importancia.

Concéntrate

No abras las redes sociales, no mandes mensajes, no te pierdas en internet. Enfócate en hacer esa primera actividad.

Estarás naturalmente mucho más concentrado en este periodo del día; aprovecha esto, y verás que terminas tus tareas antes de lo que tenías previsto.

Utiliza la técnica pomodoro

La técnica pomodoro es una importante técnica que se enfoca en la realización de tareas por bloques de tiempo.

En ella, te comprometes a estudiar con un enfoque total por 25 minutos. Sólo tienes que echar a andar el cronómetro (hay apps también para eso, como TomatoTimer o Pomodoro Timer Lite) y estudia sin parar durante 25 minutos.

La aplicación te va a avisar cuando llegue la hora de hacer la pausa. Y ahí, descansarás por 5 minutos, en los que puedes ir al baño, ir a beber agua, comer algo, o cualquier cosa que desees.

La alarma va a sonar al cabo de los 5 minutos y vas a comenzar otra sesión de estudio de 25 minutos. Haz esto hasta que termines tu tiempo de estudio por la mañana.

En general, de 1 a 3 horas de estudio enfocado de esa forma por la mañana hará una diferencia enorme en tus estudios.

Si tienes la mañana para estudiar, te recomendamos hacerlo por 3 horas utilizando la técnica pomodoro. Cuando llegue la hora del desayuno, habrás estudiado con mucha atención, sin haber perdido tiempo en las redes sociales o con distracciones comunes.

Si trabajas al despertar y te enfocas, sin duda aprovecharás todo el día de mejor forma. Sin embargo, en un principio, el hacer dos, tres o más sesiones de 25 minutos del pomodoro o una hora de enfoque directo dependerán de tu costumbre y tu capacidad de concentración.

Tú dedicarás el tiempo que consideres necesario. Así, cuando llegue el momento (digamos, un examen, un trabajo final, etc.), habrás avanzado y aprendido más de lo que pudiste haber considerado.

Cuida tus mañanas

Busca concentrarte y aprovechar este periodo del día. Reserva un par de horas en las que nada ni nadie te moleste. Este es, sin duda, uno de los consejos más importantes para aprovechar este periodo del día.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad