¿Cómo estudiar más en menos tiempo?

Muchas personas afirman que las tres primeras horas del día son las más importantes para lograr resultados. Y es que, es en este periodo del día que nos encontramos con la mente preparada para estudiar como nunca antes. Solemos estar más centrados, descansados, hidratados y nutridos (puesto que recién habremos desayunado). Consejos para estudiar mejor en poco tiempo.

La idea ahora es estudiar lo que has planeado. Hay algunas acciones que puedes poner en práctica para asegurarte que vas a estudiar aprovechando al máximo tu tiempo.

Estudia lo que es prioridad

Si tienes un plan de estudios, no tienes que pasar mucho tiempo decidiendo qué necesitas estudiar o practicar primero. Toma tu planeación y comienza con lo que necesita ser hecho; nosotros te aconsejamos comenzar con lo más complicado.

Si no tienes una planificación, entonces este debe de ser el primer paso a cumplir; ya que, sin planificación, no podremos avanzar de forma organizada y, posiblemente, podremos olvidar algo de suma importancia.

Concéntrate

No abras las redes sociales, no mandes mensajes, no te pierdas en internet. Enfócate en hacer esa primera actividad.

Estarás naturalmente mucho más concentrado en este periodo del día; aprovecha esto, y verás que terminas tus tareas antes de lo que tenías previsto.

Utiliza la técnica pomodoro

La técnica pomodoro es una importante técnica que se enfoca en la realización de tareas por bloques de tiempo.

En ella, te comprometes a estudiar con un enfoque total por 25 minutos. Sólo tienes que echar a andar el cronómetro (hay apps también para eso, como TomatoTimer o Pomodoro Timer Lite) y estudia sin parar durante 25 minutos.

La aplicación te va a avisar cuando llegue la hora de hacer la pausa. Y ahí, descansarás por 5 minutos, en los que puedes ir al baño, ir a beber agua, comer algo, o cualquier cosa que desees.

La alarma va a sonar al cabo de los 5 minutos y vas a comenzar otra sesión de estudio de 25 minutos. Haz esto hasta que termines tu tiempo de estudio por la mañana.

En general, de 1 a 3 horas de estudio enfocado de esa forma por la mañana hará una diferencia enorme en tus estudios.

Si tienes la mañana para estudiar, te recomendamos hacerlo por 3 horas utilizando la técnica pomodoro. Cuando llegue la hora del desayuno, habrás estudiado con mucha atención, sin haber perdido tiempo en las redes sociales o con distracciones comunes.

Si trabajas al despertar y te enfocas, sin duda aprovecharás todo el día de mejor forma. Sin embargo, en un principio, el hacer dos, tres o más sesiones de 25 minutos del pomodoro o una hora de enfoque directo dependerán de tu costumbre y tu capacidad de concentración.

Tú dedicarás el tiempo que consideres necesario. Así, cuando llegue el momento (digamos, un examen, un trabajo final, etc.), habrás avanzado y aprendido más de lo que pudiste haber considerado.

Cuida tus mañanas

Busca concentrarte y aprovechar este periodo del día. Reserva un par de horas en las que nada ni nadie te moleste. Este es, sin duda, uno de los consejos más importantes para aprovechar este periodo del día.

Estudiar es un hábito que, sin lugar a dudas, no es fácil. Pero, si lo realizas bien, verás que aprender puede ser un proceso divertido.

Muchos estudiantes se quejan del poco tiempo que tienen para estudiar. Sin embargo, es posible estudiar más y mejor en menos tiempo. Si estudias correctamente, aprenderás más en menos tiempo sin sacrificar la calidad. No estamos hablando de estudiar con rapidez y, sí, de potenciar tu aprendizaje. Pensando en ello, a continuación te presentamos una serie de consejos ideales para poner en práctica a la hora de contar con poco tiempo para los estudios. Echa un vistazo a nuestros consejos para estudiar mejor en poco tiempo.

Consejos para estudiar mejor en poco tiempo

1. Dormir

La primera sugerencia es dormir bien, 7 horas como mínimo. Esto permite que tu cerebro se active y rinda el máximo, evitando las distracciones tan comunes cuando se estudia una materia poco atractiva. Si no contamos con las horas suficientes de sueño, difícilmente rendiremos al máximo; siendo probable que nos sintamos cansados tanto física como mentalmente. Así que el inicio para cualquier estudio efectivo, no debe ser otro que dormir una cantidad saludable de horas.

2. Planificar

Planea tus estudios; la desorganización cuesta tiempo y energía. Ten en mente que estudiar 3 o 4 horas seguidas puede no rendir tanto como como estudiar 45 minutos de forma intensiva y planificada.

3. Notas

Cuando regreses a casa, pasa en limpio tus notas. De esta manera, cuando vayas a estudiar para la prueba, no te perderás en el lío que anotaste. Si tienes que estudiar un libro, haz o busca un resumen. Esto ahorrará tiempo; así, en la víspera de la prueba, tendrás todo organizado y estudiarás mejor en menos tiempo.

4. Aprender y memorizar

Para mejorar tu rendimiento, debes reconocer que aprender es diferente a memorizar. Si sabes y tienes una opinión crítica acerca de un cierto tema, seguro que tendrás en tu cabeza las ideas clave y los temas centrales de esta materia; sin haber tenido el esfuerzo de memorizarlos. Así, siempre prioriza el conocimiento efectivo, el verdadero aprendizaje.

5. Dinámica

No estudies de forma estática, sino dinámica. Estudia en voz alta y pasa a las ideas de lo que aprendiste a otros; por ejemplo, a tus amigos o compañeros de clase. Tras el estudio, cuenta lo que has aprendido a tu modo. Además, esto puede ser de bastante ayuda para las personas que te rodean.

6. Concentración

Sin concentración, obviamente, no estudiarás mejor en menos tiempo. Por lo tanto, evita todos los objetos que te puedan interrumpir, como la computadora, las redes sociales, celular, la televisión, libros, revistas, radio, relojes hacen tic-tac, etc. También deberías evitar las distracciones mentales. Para ello, realiza pausas entre las horas de estudio, duerme bien e intenta dinamizar tu estudio, como ya se ha explicado en los consejos anteriores. La última sugerencia para que te concentrares es meditar 10 minutos antes de cada sesión de estudio. Se ha comprobado que la meditación ayuda a relajarnos y concentrarnos mejor y por más tiempo; inténtalo y potencializa tu estudio.

5 consejos de estudio para aquellos que tienen poco tiempo de estudiar

Siempre es bueno recordar la necesidad de organizar, además, de elegir prioridades. Necesitas tener en mente que no se puede desperdiciar el poco tiempo que te queda antes de la prueba. Pero eso no significa dejar de dormir para estudiar, porque entonces sí será un desperdicio, debido a la caída de la productividad. Lo mejor es aprovechar el tiempo reservado para el estudio al máximo, así como el tiempo que se gasta diariamente en otras actividades de la vida diaria.

En esta ocasión, pensando en todos esos estudiantes que ya no cuentan con demasiado tiempo para estudiar antes de una prueba, a continuación, presentamos algunos importantes consejos de estudio:

1. HACER UN PLAN DE ESTUDIOS

En el momento en que asimiles el contenido que tendrás que estudiar, es conveniente que te hagas de un plan de estudios para aprovechar la mayor parte del tiempo. Siempre mantén una agenda cerca de ti y escriba los detalles acerca de tus clases y actividades externas. Mirar la agenda te dará una mayor comprensión acerca de cómo será la semana/mes/semestre, ayudándote con la organización de tu tiempo.

2. APRENDE A APROVECHAR EL TIEMPO

Haz un compromiso contigo mismo, emplea el tiempo con seriedad, apaga el celular y usa el internet sólo cuando sea necesario; es decir, al buscar o aclarar dudas, ya que con los aparatos electrónicos cerca es más fácil perder la concentración con algún mensaje o llamada. Otra buena sugerencia es que optes por estudiar siempre en el mismo horario. Elija un horario en el que tu cerebro esté más alerta. Algunas personas gustan de estudiar los materiales tras el final de la clase, cuando el contenido está todavía fresco en la mente. Otros prefieren descansar la mente antes de revisar el contenido.

5 consejos de estudio para aquellos que tienen poco tiempo de estudiar

3. REALIZA EXÁMENES PASADOS

Parece una sugerencia lógica, pero muchos acaban olvidándose de la necesidad de practicar lo que se está aprendiendo. La mejor manera de revisar el contenido y, además, descubrir los puntos en los que se necesita reforzar la materia es haciendo pruebas antiguas.

Este tipo de ejercicio también es excelente para evaluar tu conocimiento y saber si estás realmente aprendiendo lo que estás estudiando. Si aún no te sientes tan seguro, puede ser un momento de reforzar los estudios en ese contenido.

4. EMPIEZA A ESTUDIAR

Elige el medio ambiente, toma tu plan y comienza. Es necesario tener un lugar tranquilo, iluminado y sin perturbaciones para poder absorber el mayor contenido posible. Elegir el entorno correcto significa seleccionar un lugar donde te sientas libre de distracciones. Evita estar cerca de una televisión o ir a lugares donde las personas estén hablando y riendo. Si estás estudiando en tu habitación, cierra la puerta y no estudies acostado, ya que esto te puede provocar somnolencia.

5 consejos de estudio para aquellos que tienen poco tiempo de estudiar

5. MANTÉN LA CALMA

Es difícil mantener la calma cuando se está cerca de presentar un examen; sin embargo, mantener la calma es fundamental. Haz intervalos de tiempo durante los estudios, ya que el descanso es tan importante como centrarse en los estudios. La mente trabaja mejor cuando haces una pausa cada 25 minutos de estudio, descansando 5 de vez en vez.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad