¿Cómo impulsar naturalmente tu cerebro para ser mejor estudiante?

Conforme envejecemos, es natural que nuestro cuerpo se vaya debilitando. Aparecen los dolores de espalda, problemas en las rodillas, y empezamos a darnos cuenta de que tenemos que concentrarnos cada vez más para completar nuestras tareas. Cuando se trata del cerebro, está claro que debemos hacer todo lo posible para que siga siendo funcionando de la mejor manera posible Pensando en ello, en esta ocasión te compartimos algunos ejemplos sencillos para impulsar a tu cerebro de manera natural y, así, lograr ser un mejor estudiante:

1. Ejercicio

El ejercicio físico ha demostrado reducir el riesgo de desarrollo de trastornos cerebrales. Ejercitar tu cuerpo físicamente puede proteger tu memoria y tus habilidades de pensamiento, y facilita el procesamiento de la información. La gimnasia aeróbica, por ejemplo, estimula el hipocampo, la parte del cerebro responsable de la codificación de la memoria de corto plazo, aprendizaje y memoria verbal.

2. Sueño

El cerebro es tan activo cuando estás durmiendo, como cuando estás despierto. Durante el descanso, el cerebro se restablece, y se producen procesos importantes en lo que respecta al aprendizaje, la toma de decisiones y la retención de la memoria.

La privación de sueño afecta el estado de alerta y daña a las neuronas. También se ha demostrado que provoca daños irreversibles en el cerebro. Se ha encontrado un vínculo entre dormir menos de 7 horas por noche y el deterioro cognitivo, así como la pérdida de memoria. Además, una nueva investigación descubrió que tomar siestas es extremadamente útil a la restauración de la capacidad cerebral y compensa los efectos negativos de la privación de sueño.

3. Vitamina D

Esta vitamina vital desempeña un papel importante en la salud de tu cerebro. Protege las neuronas, curando aquellas que fueron dañadas y facilitando el crecimiento de nuevos nervios. También está involucrada en la planificación, procesamiento de información y retención de la memoria. Los estudios han demostrado una fuerte relación entre la deficiencia de vitamina D y el riesgo de demencia.

4. Escuchar o tocar música

La música es relajante y buena para el cerebro, ya que mejora su memoria y fluidez verbal. Escuchar música es considerado un ejercicio mental y ayuda a mantener nuestra mente aguda. Tocar un instrumento musical o tomar clases han demostrado mejores resultados en este aspecto.

Un estudio de la Universidad del Sur de la Florida, en los Estados Unidos, observó el efecto de clases de piano en adultos con edades entre 60 y 85 años. Después de 6 meses de clases, se han realizado grandes mejoras en la memoria, capacidad de planificación, velocidad de procesamiento de la información, y otras funciones cognitivas.

5. Flora intestinal saludable

Nuestro cerebro trabaja en conjunto con el intestino. Millones de bacterias buenas que viven en el sistema digestivo, ayudan a asegurar que tu cuerpo funcione correctamente. El intestino también ayuda en la producción de serotonina, la hormona de la felicidad. Si consumes muchos carbohidratos refinados, azúcares y alimentos procesados, tus bacterias saludables son destruidas. Esto afecta tu estado de ánimo y el comportamiento del cerebro, así como tu salud en general.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad