¿Cómo mejorar tu pronunciación de idiomas?

Al aprender una lengua extranjera, una de las principales dificultades que puedes encontrar es la de realizar la pronunciación correcta de las palabras. Sin embargo, incluso si el idioma estudiado es muy diferente del español, es posible lograr una buena pronunciación, sólo con utilizar buenas técnicas como las que te presentamos a continuación:

Para empezar con el pie derecho, vamos a romper algunos tabúes:

Tu pronunciación no tiene que ser perfecta. Tu objetivo es tener una buena pronunciación, de modo que las personas te puedan entender. Poco a poco, te darás cuenta de tu progreso en tu forma de pronunciar las palabras. Además, es posible pronunciar las palabras correctamente incluso manteniendo tu acento nativo. Puedes conseguir una buena pronunciación aun manteniendo la entonación y algunas particularidades de tu lengua materna. Nadie va a pedirte que hables inglés con un acento británico, estilo de Hugh Grant. Lo importante es que las personas te entiendan.

No es posible obtener una pronunciación perfecta en el inicio. El aprendizaje de una lengua demanda un poco de tiempo y paciencia. Durante tu aprendizaje, vas a notar el progreso de tu pronunciación, aunque no es algo cuyos resultados sean inmediatos.

Nadie es totalmente hermético a lenguas extranjeras. No trates de convencerte de que no se puede aprender una lengua extranjera. Es un error creer que nunca vas a aprender una lengua extranjera por cuenta de tus dificultades con la pronunciación. Es verdad que todos somos diferentes, de modo que algunas personas tienen cierta facilidad para aprender la pronunciación. Sin embargo, todos podemos llegar a este punto con un poco de esfuerzo.

Practicando la pronunciación en otros idiomas

Practicando la pronunciación en otros idiomas

¿Cómo mejorar tu pronunciación?

Pasemos ahora a las normas para mejorar la pronunciación.

Tener contacto con una lengua extranjera con cierta frecuencia hace que tengas más ganas de aprenderla. Escucha a nativos hablando en la lengua extranjera que estás aprendiendo. Usa y abusa de las numerosas posibilidades que se ofrecen por internet, como podcasts, programas de radio, programas de televisión transmitidos en la web, vídeos de Youtube, DailyMotion y otros sitios de intercambio de vídeos, como el excelente dotsub.com, que está especializado en vídeos con subtítulos.

Mantén la costumbre de reservar entre 5 y 10 minutos de tu día para escuchar el idioma que deseas aprender. Sin darte cuenta, irás avanzando poco a poco: después de todo, es a través de la escucha pasiva e intensa que el niño aprende su lengua materna.

Céntrate en la pronunciación de sonidos diferentes de aquellos presentes en tu lengua
. En cualquier lengua extranjera, vas a encontrar sonidos similares a los del español (algunos muy fáciles de reproducir), así como sonidos más difíciles. Ten en cuenta los sonidos que son más difíciles y trata de reproducirlos. Por ejemplo, la ” r “del español, el” gl ” del italiano, el “th” en inglés. Una vez que estos sonidos sean identificados, utiliza diccionarios interactivos o el sitio web Forvo para comprobar la pronunciación. Escucha la pronunciación y repite en voz alta.

Busca analogías. En cualquier idioma, vas a encontrar sonidos similares a los del español. Utiliza estas analogías a tu favor. Esto va a facilitar enormemente tu aprendizaje.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies