Consejos importantes para quién está escribiendo una tesis

¿Todo en orden con la tesis?

El principal mito al escribir una tesis es que se comienza escribiendo el capítulo uno y se termina la redacción en el capítulo cinco. Rara vez sucede esto. La forma más productiva de escribir una disertación o tesis es empezar escribiendo aquellas partes con las que nos sentimos más cómodos. Pronto comenzarás a moverte en otras direcciones completando varios temas o capítulos en la medida en que vas pensando en ellos. En algún momento estarás escribiendo varios capítulos. De esta manera basas su construcción en aquellos aspectos de tu estudio que te parecen más interesantes. En otras palabras, piensa en lo que te interesa más y comienza escribiendo sobre esto; tu tesis seguirá su rumbo a partir de ahí.

Disfrute de tu proyecto de investigación

Para ello es esencial que elijas un tema que en realidad te interese y por el cual te sientas francamente apasionado. De lo contrario, el trabajo de desarrollo de la tesis será sumamente aburrido para ti; algo que puede convertirse en un auténtico calvario, ya que este tipo de trabajos académicos suelen durar hasta un año.

Busca buenos ejemplos

Relee dos o tres tesis o disertaciones bien elaboradas y presentadas, si es posible en tu misma área. Examina el uso de los títulos, el estilo como un todo, la tipografía y la organización. Utilízala como una plantilla para la preparación de tu propia tesis o disertación. De esta manera tendrás una idea, en el inicio de tu trabajo, de cómo quedará tu trabajo cuando al fin lo termines. Una perspectiva que te ayudará mucho.

Escribe de forma clara y que no deje dudas

El estilo del texto de la tesis no es el mismo formato empleado que un texto literario o de entretenimiento. El texto de la tesis debe ser claro y sin ambigüedades, esto es esencial para transmitir lo que deseamos. Para hacer esto correctamente, debes preparar una lista de palabras claves que son importantes para tu investigación y, si es necesario, un glosario para las mismas. No hay nada más frustrante para el que lee que el encontrar varias palabras alternativas para decir la misma cosa. Esto hará de tu tesis algo sumamente redundante.

Cuidado con las conclusiones/consideraciones finales

Si estás incluyendo una sección de Conclusiones/Consideraciones finales en tu trabajo, asegúrate de que realmente presenta las conclusiones y consideraciones finales (y de una manera objetiva). A menudo el autor utiliza esta sesión sólo para reafirmar los resultados de la investigación. Esta es una parte clave de la tesis o disertación y a veces es mejor hacerlo después de que te has alejado unos días de su investigación, lo que te permitirá ponerla en perspectiva. Si haces esto, sin duda será capaz de ver una gran variedad de nuevas ideas que ayudarán a conectar tu investigación a otras áreas. Puedes pensar en la siguiente pregunta como una guía para construir esta última parte de tu texto: “¿Cuáles son las ideas claves que el  lector llevarse de su estudio para aplicar en un trabajo futuro?”.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad