Consejos para estudiar por la noche sin conciliar el sueño

Llegar a casa cansado y tener millones de materias para estudiar es algo que forma parte de la rutina de la mayoría de los estudiantes universitarios.

Estudiar por la noche sin conciliar el sueño puede ser un desafío, más aún si éste es el único horario disponible para ti. Sin embargo, hemos creado este post para ayudarte con tus propósitos. Pon en práctica los siguientes consejos:

Prepara el material de estudio con antelación

Preparar todo lo que necesitas justo antes de estudiar te va a quitar un tiempo valioso. Para agilizar este proceso, prepara con antelación lo que pretendes estudiar esa noche — un buen consejo es preparar el domingo todo lo que estudiarás a lo largo de la semana.

Así, al llegar a casa y comenzar con tus estudios por la noche, el material ya estará separado y organizado.

estudiar por la noche

Organiza tus citas y realiza resúmenes dinámicos

Tener un buen rendimiento en los estudios es muy importante y, para ello, tienes que ser organizado. A la hora de estudiar, haz resúmenes dinámicos de la materia, utilizando sólo lo que realmente importa. De esta forma, no perderás el tiempo con contenido que no es tan importante, haciendo que tu tiempo de estudio rinda mucho más.

Además, organiza tus notas con pegatinas y etiquetas de colores. Todo esto te va a facilitar la vida a la hora de repasar la materia al día siguiente; o bien, al buscar algún contenido específico.

Crea un plan de estudios

¿Qué vas a estudiar y cuándo? Planear el contenido a ser estudiado es una manera de mantener la organización y mejorar el rendimiento.

Crear una planificación de acuerdo con los horarios que tienes disponibles, considerando las horas de sueño y ocio (entre otras) te beneficiará a corto, mediano y largo plazo. Ahorrarás tiempo, a la vez que obtienes un conocimiento valioso.

No pases de las once de la noche

No sirve de nada estudiar cansado, ya que el estudio no va a rendir y tu esfuerzo será en vano.

Lo ideal es dejar de estudiar entre las 22 y 23 horas porque, después de ese horario, tu cuerpo tiende a iniciar el proceso de sueño, por lo que tu mente no trabajará de la misma forma, y difícilmente retendrás información importante.

estudiar por la noche

Haz descansos regulares de 10 a 15 minutos

Estudiar sin descanso alguno, no es bueno para la salud y, en realidad, no te beneficiará tanto como crees.

De vez en cuando, es necesario dejar a nuestro cerebro descansar, así, es posible mantener la concentración por más tiempo.

Pausas de 10 o 15 minutos es lo ideal y, si es posible, toma una siesta antes o después de estudiar.

Crear bloques de 50 minutos de estudio

Después de pasado un tiempo, tu atención ya no es la misma, por lo que no rendirás de la misma forma.

Trata de crear bloques de estudio que duren un máximo de 50 minutos y que sean seguidos de una pausa. Cuanto antes empieces, más bloques puedes hacer.

Pero no te olvides de no pasar de las 23 horas y siempre descansa entre los bloques de estudio.

Mantén el ambiente bien iluminado

Mantener las luces encendidas y el medio ambiente iluminado es bueno para que continúe en estado de alerta.

La claridad indica al cerebro que aún no es hora de dormir; manteniéndolo activo y despierto. Las lámparas de mesa son una buena alternativa para ello, así como la luz en tono claro.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies