Consejos para la interpretación de un texto

La interpretación de un texto es un elemento clave para un mejor resultado académico; así como para la eficiencia en la solución de ejercicios e, incluso, en la comprensión de situaciones del día a día.

Además de una lectura más atenta y conocimiento previo sobre el tema, el elemento de fundamental importancia para interpretar y comprender correctamente un texto es tener el dominio de la lengua.

E incluso dominando la lengua es muy importante tener un diccionario cerca. Porque nadie conoce el significado de todas las palabras y es muy difícil interpretar un texto desconociendo ciertos términos.

Finalmente, lo más importante, es leer. Sólo la práctica de la lectura facilitará tu capacidad de comprensión e interpretación de textos.

Cómo interpretar un texto

1. Leer todo el texto lentamente

El primer contacto con el texto es muy importante. Es en ese momento que vas a saber cuál es el tema tratado y cuál es la posición de su autor.

Lee despacio y sin interrumpir la lectura.

2. Releer el texto y marca todas las palabras de las que no conoces el significado

Cuando ya conozcas el tema, en la segunda lectura se dará inicio a una fase más detallada.

Si hay palabras desconocidas, anótalas en un borrador o subráyalas en el propio texto.

3. Ve el significado de cada una de ellas en el diccionario y anótalo

Consulta el diccionario y anota los sinónimos. Relee el texto sustituyendo las palabras desconocidas por las que ya conoces.

Esto no sólo ayuda a comprender un texto en específico, sino que también aumenta tu vocabulario.

4. Separa los párrafos del texto y revisa uno a uno haciendo tu resumen

Separa el texto en párrafos. A medida que lees, utiliza un borrador para hacer un resumen de lo que has leído.

A partir de ahí, estarás ejercitando tu capacidad en la comprensión de la lectura.

Añadir al texto ideas precipitadas no demuestra concentración, y esto puede conducir a divagar en el asunto e, incluso, sacar conclusiones equivocadas.

Estudiar el fin de semana

5. Elabora una pregunta para cada párrafo y responde

Leer puede ser una actitud pasiva, pero cuando experimentas utilizar el texto haciendo preguntas sobre él y respondiendo, absorbes mejor el contenido de las palabras y los significados.

En ese momento podrás darte cuenta de que, después de todo, aún había mucho para entender.

6. Cuestionar la forma utilizada para escribir

Cuestiónate sobre el motivo por el cual el autor utilizó determinada forma para expresarse. ¿Cuál habría sido su intención para escribir así y no de otro modo?

¿Y las palabras utilizadas, será que indican o hacen referencia a algo en específico?

7. Haz un nuevo texto con tus palabras, pero sigue las ideas del autor

Marca las ideas principales y asegúrate de que las incluyes en el texto. Escribir lo mismo, pero con tus palabras es una prueba de que has entendido lo que has leído.

Al final, asegúrate de que no “pusiste palabras en la boca del autor”, expresando algo que no se ha mencionado en el texto.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad