Consejos para realizar el examen de ingreso a la universidad dentro de tiempo

Una de las grandes preocupaciones de todo candidato es si podrá hacer el examen en tiempo; es decir, que sea capaz de responder todas las preguntas y llenar la hoja de respuesta sin entrar en la desesperación. Veamos algunos consejos para evitar esta situación:

1) Realiza ejercicios con pruebas pasadas o simuladas

Este es uno de las principales y más importantes consejos. Imprime una prueba pasada del cargo al que se quiere presentar o, bien, crea tu propio examen simulado con los temas que es probable que vengan en el examen; por supuesto, siguiendo los mismos parámetros de la prueba (mismas materias, dificultad similar o mayor, el mismo tiempo para resolverla). Esto te ayudará a mejorar tu tiempo y a sentirte mucho menos estresado el día del examen.

De una forma o de otra, haciendo la prueba simulada, tendrás noción del tiempo que te lleva resolver la prueba.

2) La forma de resolver la prueba

Prueba si te es mejor comenzar la prueba desde la página 1, o de la materia más fácil, o de la materia más difícil, el objetivo es iniciar de la forma en que te sientas más cómodo. Cada persona, al hacer muchas veces las pruebas de cualquier prueba, adquiere un método de resolución propio. Ponte a prueba y conoce cuál es el método más eficaz, para ti, en la gestión del tiempo.

3) Rellenar la hoja de respuesta

Otra utilidad de hacer pruebas simuladas es montar una estrategia de relleno de la regeneración. Algunos prefieren marcar todo de una vez al final de la prueba, otros marcan las que tienen seguras y dejan aquellas en las que tienen dudas para el final. Prueba a ver en cual de las dos opciones puedes hacer el mejor tiempo.

Cuando se adquiere el hábito de rapidez en la resolución de problemas, el estudiante podrá tener tiempo de releerlas antes de completar la hoja de respuesta, lo que evita que cometa errores debido a por una lectura apresurada.

4) Alimentación antes y durante la prueba

El día anterior evita comidas pesadas o exóticas, que pueden causar un dolor de estómago en la hora de la prueba – y ahí, la planificación de la resolución de la prueba puede terminar siendo un fracaso. Recuerda que la alimentación es esencial para las funciones cognitivas; por ello, debes de tomar en cuenta lo que desayunarás o comerás antes de la prueba o, si se te permite, incluso durante ella.

Durante el examen, lo esencial es tener agua y una fuente de hidratos de carbono, que sirven, justamente, para darte energía (por ejemplo, chocolate, galletas). Pero tampoco es necesario llevar una marmita con tres galletas, cinco chocolates, dos manzanas y un plátano. Se trata de hacer un examen y no de participar de una rueda de golosinas. Ten cuidado por no manchar ninguna parte del examen (si es que se te permite consumir algo), por lo general el cuaderno de prueba y la hoja de respuesta son irremplazables.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad