Consejos para relajar tu mente mientras trabajas

En este post te presentamos algunos consejos simples y eficientes para poder relajar tu mente de la mejor manera mientras trabajas:

1 – Contar con una buena silla

Esto es esencial para mantenernos cómodos y concentrados por mayor tiempo, de lo contrario, es común que surja el estrés, y esto además de afectar a nuestra menta, también terminará por echar a tierra nuestra productividad.

2 – No somos multitareas

Como máximo, nuestro cerebro cambia entre funciones muy rápido. Un estudio del New England Journal of Medicine encontró que las personas que hablan por celular mientras conducen son cuatro veces más propensas a sufrir un accidente, lo que explica la prohibición de la práctica. Por lo tanto, es mejor concentrarse en una tarea a la vez, de esta forma, vas a realizar cada tarea más rápido y de una mejor manera.

3 – Utiliza todos tus sentidos

El trabajo es más interesante para tu cerebro cuando haces que participen todos tus sentidos. Puedes usar, por ejemplo: papel de colores y rotuladores. Prueba rociando tu lugar de trabajo con aromas de menta, limón, canela, entre otros. Así mismo, puedes tratar trabajando con música de fondo.

4 – No tomes muchas decisiones en un solo día

Tomar decisiones agota nuestras reservas de “función ejecutiva”, es decir, nuestra mente se  verá involucrada en el pensamiento abstracto, en la planificación, y se centrará en una cosa en lugar de otra. Esto puede afectar a un buen número de decisiones que tomamos a lo largo del día.

5 – Toma un descanso breve cada 20 minutos

Un estudio publicado en la revista Cognition revela que las personas mantienen mucho más su enfoque o atención cuando sus cerebros tienen algo en qué distraerse en intervalos de 20 minutos. Este truco es llamado de desactivación momentánea. Si tu mente no se encuentra tan fina y estás perdiendo la concentración regularmente, después de un largo período de trabajo agotador, puedes quedar completamente destrozada. Por ello, no te olvides de tomar descansos breves cada 20 minutos.

6 – Trabaja con tus propios ritmos circadianos.

De acuerdo con la Wikipedia, el ritmo circadiano, o el ciclo circadiano, designa el período de alrededor de un día (24 horas) sobre el cual se basa todo el ciclo biológico del cuerpo humano y de cualquier otro ser vivo, influenciado por la luz solar. Así, debemos descubrir en qué periodo del día trabajamos mejor, y enfocarnos para realizar el mayor número de tareas en él.

7 – Relájate durante 10 minutos cada 90 minutos.

Cuando estás despierto, tus ciclos cerebrales se alternan de alto estado de alerta (ondas beta), a bajo estado de alerta (ondas alfa) cada 90 minutos. En este punto, te vuelves menos capaz de concentrarse, pensar con claridad, o ver los problemas como un todo. Por ello se recomienda trabajar hasta el punto en que no te sientes más productivo. En este momento, descansa. Medita, haz un ejercicio de relajación, acaricia a tu mascota, camina, toma un baño caliente, etc.

8 – Toma siestas

Los investigadores han descubierto que la capacidad humana de aprender tiene disminuciones considerables conforme el día avanza. Pero, una siesta por la tarde aumenta la puntuación en las pruebas de memoria en un 20%.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad