¿Debo estudiar más de una materia al día?

Administrar el tiempo es un reto para cualquier universitario. Esto porque el estudiante tiene que equilibrar la vida social, facultad, pasantía o trabajo. Y al estudiar para las pruebas puede surgir la pregunta: «¿debo estudiar más de una materia al día?».

El cuestionamiento es válido. Con la gran cantidad de disciplinas en la parrilla académica, no siempre el alumno puede dar cuenta de todo, y esto puede generar frustración y la desesperación. A continuación, te damos algunos consejos al respecto:

1. No estudies más de tres materias por día

En primer lugar, ten en cuenta que tu planificación se divide en dos situaciones: períodos de prueba o refuerzo y fijación del contenido de las disciplinas.

Cuando no estás en período de pruebas, lo ideal es que estudies más de una materia por períodos de estudio, pero no excedas de tres para que no haya sobrecarga y bajo rendimiento.

En el periodo de pruebas, estudia primero las disciplinas de los exámenes más próximos en el calendario. Inicia las revisiones una o dos semanas antes de las pruebas, con el estudio de una asignatura por día.

2. Cambia los tipos de disciplinas en el momento del estudio

Cada tipo de disciplina va a requerir esfuerzos de las diferentes áreas de tu cerebro, para que alcances el máximo de absorción del contenido.

Como ya hablamos, es posible estudiar más de una materia al día, así que ese es el gran punto de partida. Ten en cuenta que debes cambiar los tipos de disciplinas estudiadas en el mismo día, como materias de razonamiento lógico y materias de ciencias humanas, que requieren lectura, por ejemplo.

De esta manera, vas a estimular diferentes áreas del cerebro y la fijación de los contenidos será más efectiva.

3. Empieza por las materias que tiene más dificultad

Lo ideal a la hora del estudio es dedicarse primero a las materias más «aburridas», o con las que se tiene más dificultad. Así, utilizarás el máximo de tu capacidad para el aprendizaje.

Deja las materias preferidas y más fáciles para después. El estudio será más ligero y tu capacidad de comprensión será alta, aunque te hayas esforzado más al inicio.

4. Avanza gradualmente con el contenido

No estudies todo el contenido de una asignatura de una sola vez, para sólo después pasar a otra. Eso hará que el estudio sea aburrido y repetitivo.

Define los objetivos. Por ejemplo, ajusta el tiempo de estudio. Si tienes 4 disciplinas para estudiar y tu tiempo disponible será de 4 horas, estudia cada materia por 1 hora. Esta rotación renueva constantemente tu disposición y comprensión del contenido.

Es importante considerar que en ese tiempo la realización de revisiones y ejercicios es indispensable para aquellos que quieren aprender y también tener buenas notas.

Otro buen argumento es que, cuanto más materias estudies en un menor tiempo, tu cerebro será más estimulado y mayor será tu capacidad de responder correctamente.

5. Sé disciplinado y resiste las tentaciones

Aprenda a decir «no». Negar invitaciones para fiestas y ocio será necesario, sobre todo en los períodos de prueba. Haz esto sin culpa, porque es tu futuro el que estará en juego. Establece tus horarios y cumpla. Y no te olvides de reservar un período para el estudio y el ocio.

 

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad