Detección y terapia para la dislalia

La dislalia es un trastorno del habla qué recae en la dificultad para pronunciar o formular de manera oral, grupos de fonemas, es decir, se trata de una incapacidad para producir de forma correcta los sonidos del lenguaje que se esperan de acuerdo con el desarrollo y edad del niño en quien se presenta dicho trastorno.

Qué es la dislalia

Los niños con dislalia tienden a tener errores en la producción de sonidos al cambiar una letra por otra o a través de la eliminación de consonantes. Todo esto, causa problemas no sólo en la comunicación normal del niño, sino también que puede llegar a influir negativamente en el aprendizaje escolar, e incluso causar un problema psicológico por el miedo o frustración que puedan sentir al limitar su comunicación.

Es por esto, que es de vital importancia la temprana detección de la dislalia, la cual es fácilmente detectable una vez que el niño supera los cuatro años, pues a esta edad no debería presentar complicaciones en su lenguaje, ya que el desarrollo de los músculos que se encuentran implicados en el proceso del habla se encuentran en las condiciones necesarias para permitir la utilización de un lenguaje claro.

Niña con dislalia

Niña con dislalia

Terapia con un especialista

Aunque la mayoría de las veces la dislalia no se manifiesta como un problema grave en el desarrollo del niño y se pretende corregir por métodos “caseros”, siempre será necesario el tratamiento de un especialista, de igual forma, la implicación de sus padres durante la terapia es de suma importancia.

Dicho esto, la intervención, ya sea de un logopeda o especialista de la audición y el lenguaje, para corregir la dislalia, este se enfocará en la evaluación del nivel articulatorio del niño, con la finalidad de estimular eficazmente su capacidad para producir sonidos, esto gracias a métodos como la repetición de movimientos y posturas que permitan la entonación correcta de vocales y consonantes, mientras se compara y a su vez se le enseña al niño, a diferenciar los sonidos de cada letra.

Niño

Niño

Haciendo uso de ejercicios labiales, linguales y musculares diseñados especialmente para corregir el trastorno de dislalia, los cuales no sólo deberá desarrollar en la terapia con el especialista sino también en su ambiente familiar y escolar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies