Errores que puedes cometer al estudiar en la universidad

Muchas veces pensamos que sabemos como estudiar solo porque logramos salir de la secundaria, pero cuando nos enfrentamos al verdadero reto de la universidad nos damos cuenta que en realidad no contamos en con sistema verdaderamente bueno que nos sirva para estudiar.

La verdad es que no podemos comparar un nivel de educación con otro, ya que las exigencias y los retos que cada una de ellas propone son totalmente diferentes. Más de un estudiante se da cuenta de lo fácil que era el bachillerato una vez que se encuentra en la universidad.

Con la finalidad de que no sigas cometiendo los mismos errores, hemos traído una pequeña lista para que sepas identificar cuáles son las equivocaciones más comunes que puede cometer a la hora de estudiar en la universidad.

errores que puedes cometer al estudiar en la universidad.

errores que puedes cometer al estudiar en la universidad.

Los errores más frecuentes en estudiantes universitarios

Uno de los más clásicos que suele presentar cualquier tipo de estudiante alguna vez en su vida académica es la de faltar a clases. Este y no ser puntual con la hora de llegada suelen ser de los peores hábitos que puede desarrollar un estudiante universitario.

Pensar que podemos faltar un día solo porque es una clase teórica, porque el profesor va a repetir un tema o porque es la introducción a la materia puede hacer que nos perdamos una gran cantidad de información. Los mejor es tratar de asistir todos los días puntualmente a clases.

También tenemos otro de las malas costumbres que tienen los estudiantes, sobre todo los nuevos ingresos. Estamos hablando de tratar de aprender todo un tema que se dio en cuatro o cinco semanas la noche anterior antes del examen.

Esto es de las peores cosas que puede hacer, las probabilidades de que consigas buenos resultados son casi nulas, pero si aun así lograras pasar el examen el conocimiento no se quedaría por mucho tiempo en tu cerebro, recuerda que en la universidad no estudias para pasar un examen, estudias para ejercer bien tu profesión.

Por ultimo queremos mencionar que muchos estudiantes escogen sitios inadecuados para estudiar, ya sea acostados o con muchas fuentes de distracción alrededor. Hay que hallar un buen balance entre comodidad y eficiencia para el ambiente de estudio.

La vida de la universidad: 3 errores que no debes cometer en la facultad

Iniciar y completar un curso superior es un pre-requisito para tener en vista una carrera de éxito. Con la enorme competencia en el mercado de trabajo, ir a la universidad, sin duda, puede ser el primer paso para que consigas diferenciarte en tu vida profesional.

Sin embargo, aunque parezca que la parte más difícil en la vida de universitario es ser aprobado en el examen de ingreso, existen algunos retos a los que los estudiantes se enfrentan cuando se trata de la facultad. En el post de hoy vas a conocer algunos de los principales errores que no debes cometer en la facultad:

Elegir un curso que no te gusta

Elegir en qué universidad estudiar no es una tarea sencilla. El curso universitario que optar por hacer va a definir muchos aspectos de tu vida, como el tipo de rutina que tendrás, tus expectativas de carrera, tu estándar financiero, tu grado de libertad y creatividad en el ejercicio de la profesión e incluso tu círculo social.

Sin embargo, muchos estudiantes toman una decisión improvisada, o basada únicamente en criterios superficiales o en la opinión de otras personas, y en el calor de la emoción terminan eligiendo un curso que no les agrada.

Pocos años después de esta elección crucial, esto genera frustración, desánimo y puede llevar a mucha gente a renunciar a la facultad antes de que terminen el curso. O, peor: algunos alumnos, incluso detestando el recorrido que hacen, lo concluyen, emprenden una vida profesional de una gran decepción y con el pasar de los años se sienten cada vez más frustrados.

En este contexto, el primer gran error que se debe evitar en tu vida académica está relacionado con la elección del curso de graduación.

Es evidente que escuchar la opinión de gente más experimentada es importante para hacer una elección acertada, pero debe ser asentada en un profundo proceso de reflexión y autoconocimiento. Necesitas conocerte bien a ti mismo y saber cuál es tu perfil, cuáles son tus expectativas, habilidades y deseos para el futuro. Muchas veces, creemos que nos conocemos íntimamente bien, pero esto no siempre es verdad. Con paciencia, rastrea todos los entresijos de tu conciencia y busca aquello que tiene sentido para ti.

Creer que la vida de universitario es sólo fiesta

Aunque algunas películas y series muestran la idea de que la vida de universitario es una eterna diversión, eso no encaja con la realidad.

La vida en la facultad tiene, sí, muchos momentos de alegría y diversión. Sin embargo, en la mayor parte del tiempo, el estudiante se enfrenta a una multitud de obligaciones y responsabilidades, lo que requiere del alumno una actitud más madura y una buena dosis de disciplina y autonomía.

Cada semestre, tendrás contacto con diversas disciplinas, y cada una de ellas tendrá sus propias necesidades. Así, todos los días, tendrás que leer y estudiar; y, a veces, esto te dejará demasiado cansado para querer participar de las fiestas de la facultad.

Lo importante, como todo en la vida, es aprender a equilibrar las cosas. Es preciso no dejar que las obligaciones del día a día te dejen demasiado estresado, pero también es fundamental no pasar toda la universidad como si se tratara de una fiesta que no termina.

Aprende a conciliar tus tareas con algunos momentos de ocio y descanso, y esto permitirá alcanzar excelentes resultados académicos.

No estudiar (o hacerlo sólo en la víspera de la prueba)

La regla de oro para aquellos que quieren tener un buen aprovechamiento en la facultad es la de llevar los estudios muy en serio. El aprendizaje es un proceso de construcción que no se da de un día para el otro, y sólo será efectivo si te dedicas constantemente.

Es importante reservar un tiempo, fuera de la universidad, para revisar los contenidos impartidos por el profesor. Hacer de ello un hábito te ayudará a no acumular dudas y estar siempre con tus tareas en día.

Quien todos los días no tiene necesidad de pasar noches en vela estudiando como un loco en la víspera de las pruebas. Cuando este es un hábito hecho con constancia y frecuencia, el saber está más consolidado y es más difícil olvidarse de lo que se estudió.

Durante tus años de universitario, no te olvides de tus verdaderos objetivos dentro de la facultad. Si ingresaste en la educación superior, probablemente tu proyecto de vida es construir conocimientos, desarrollar, aprender mucho y caminar en la dirección de una carrera exitosa.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad