Estrategias de lectura

Las estrategias de lectura reúnen las diversas técnicas y métodos que facilitan la lectura y, por lo tanto, la comprensión de los textos.

Practicamos la lectura con fines específicos; ya sea para estudiar, aprender, entretener, obtener alguna información, entre otros.

Conoce, a continuación, los principales métodos que te ayudarán en el proceso de la lectura:

Leer con atención: para la mejor comprensión de un texto es importante destacar que tenemos que leer con calma cada párrafo. Si no lo entendemos, debemos releerlo hasta conocer su significado. Y si aparece algún término del que desconocemos el significado, lo importante es recurrir al diccionario y volver al texto.

Sintetizar las ideas principales del texto: al igual que un resumen, es importante señalar los principales temas y/o asuntos abordados por el texto. Por eso, la técnica indicada es realmente importante y complementa esta técnica. Por lo tanto, lee con atención y, poco a poco, ve marcando las palabras clave del texto.

Leer entrelineas: este recurso es muy interesante. El concepto de “leer entre líneas” define la lectura que hacemos además del texto; es decir, se basa en las predicciones e inferencias que realizamos y que no están escritas en el texto. Por ejemplo, podemos darnos cuenta de la posición de un autor sin que esto esté expresado tal cual en el texto. Esta estrategia se facilita a partir de los conocimientos previos que ya poseemos.

Lectura

Lectura

Mantener el hábito de la lectura: además de la importancia de la lectura en la vida social y para la ampliación del universo cognitivo, adquirir el hábito de la lectura facilitará cada vez más la comprensión de los textos. A partir de esto, el vocabulario, la imaginación y la creatividad aumentan, y no sólo el texto escrito, sino que la producción de un texto oral mejora mucho. En resumen, cuanto más leemos, mejores escritores y lectores seremos.

Lectura en voz alta: si es posible, realiza la lectura del texto en voz alta y analiza toda su estructura; desde palabras, signos de puntuación, ideas, etc. En muchos casos, esto facilita la lectura y la comprensión de los textos. Sin embargo, algunas personas prefieren leer en silencio. Por lo tanto, haz la prueba y conoce lo que mejor funciona para ti.

Tipos de textos: otra buena estrategia de lectura es variar el tipo de texto que se lee, de manera que el enfoque de cada uno sea diferente, así como su contenido; ya que esto aumentará aún más tu comprensión. Así, lee libros, periódicos, revistas, cómics, textos académicos, etc. Esto también facilitará la interpretación, aumentando tu vocabulario. Ten en cuenta que el lenguaje puede variar de formal a informal, y de verbal a no verbal (imágenes, fotos, gráficos, etc.), dependiendo del tipo de texto.

Producción de textos: no solo la lectura adapta las necesidades de nuestro cerebro de aumentar su capacidad intelectual. Es un hecho que una persona que tiene el hábito de la lectura tiene más facilidad para producir un texto. Esto ocurre, justamente, porque al leer estamos aumentando nuestra capacidad de comunicación; así como nuestro repertorio interpretativo. Por lo tanto, una buena sugerencia para facilitar la lectura es la escritura o, en otras palabras, la producción de textos.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad