Estudiar o trabajar en el extranjero, ¿estás preparado?

Una experiencia en el extranjero es sin duda enriquecedora. Salir de la zona de confort, de la casa de los padres y de la calidez de tu cultura es un reto que puede cambiarte para siempre. Sin hablar de que la convivencia con personas que piensan en contextos diferentes hace que nuestro punto de vista sobre el mundo se expanda. Es, literalmente, “open your mind“.

Sin embargo, para pasar una temporada fuera (más que unos días de viaje turístico), puede ser necesito un poco de preparación psicológica que no siempre las agencias de intercambio y las fotos de Google y tus amigos de Facebook enseñan.

Si estás pensando pasar una temporada en el extranjero, no te desanimes, puede ser la mejor cosa que suceda a su vida, pero nunca debemos dejar de tener los “pies en la tierra”:

Reflexiona sobre tu perfil emocional

Estar en un país donde se tiene una costumbre diferente, un acento raro, y donde tu familia no está presente, puede ser muy bueno o increíblemente malo. Hay personas con sed de retos y que se sienten estimulados y entusiastas con una vida cotidiana diferente. Hay otras que al cabo de pocos meses no puede soportar las dificultades de la burocracia y de “la soledad” (cuestión de perspectiva) y toman un avión de vuelta… por ello, tú te conoces mejor que nadie para reflejar conocer en cuál de estos perfiles encajas.

Busca y busca (y busca de nuevo)

Antes que nada, es necesario buscar exhaustivamente sobre el lugar de destino. ¿Cuáles son los hábitos locales, cuáles son las posibilidades de estudio y de trabajo, cuáles son las distancias entre los lugares de interés, dónde es mejor vivir, qué transportes valen la pena, cuál es la probabilidad de adaptación a la lengua, hay personas que pueden ayudarte al inicio? Cuanto más familiarizado estés, será más fácil.

Nos preguntamos sobre estudiar o trabajar en el extranjero

Nos preguntamos sobre estudiar o trabajar en el extranjero

Habla con otras personas sobre la misma situación

Un networking inicial es importante darse cuenta de cuáles son los beneficios y cuáles son las dificultades de un cambio de país. Otros inmigrantes sabrán dar consejos valiosos que ahorran tiempo y facilitan los procesos de visados y de regularización. Puede ser un poco difícil hacer amistades inmediatamente con los extranjeros y para ello puedes buscar a amigos, conocidos, familiares o personas de tu misma nacionalidad.

Calcula el costo de vida

Navega en sitios web de inmobiliarias de casas, en los sitios web de los supermercados y realiza una estimación realista de los gastos mensuales. Esto te ayudará a tener más seguridad en tu decisión. Es imprescindible viajar con un poco de dinero extra, aun cuando haya una promesa de trabajo o de estudio, ya que la cuestión de la legalización puede tomar tiempo y la probabilidad de gastos imprevisibles siempre estará al acecho, como por ejemplo en relación a la salud. Es decir, debemos de tomar en cuenta algunos posibles gastos que no pueden ser ignorados.

Exige respeto

Sí, eres el extranjero, pero también tiene que ser respetado. En caso de que pases por una situación específica, como discriminación, humillación, abuso o explotación, no lo pienses dos veces y acude a las autoridades correspondientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies