Fin de semana: ¿estudiar o relajarse?

¿Tienes el hábito de aprovechar los 2 días libres de la semana para revisar el contenido de clases o aprovechas para divertirte con tus amigos?

Durante la semana, continuamente puedes estar preocupado por exámenes, tareas, el trabajo (en caso de que lo tengas), entre otros deberes; sin embargo, cuando llega el fin de semana, parece que es hora de relajarse y disfrutar con los amigos, ¿o será que es el tiempo ideal para estudiar con calma y terminar las tareas pendientes? En este, como en otros temas de nuestra vida, debemos de entender que siempre es necesario un equilibrio, por eso, es bueno reservar un tiempo para salir, ver a los amigos y disfrutar de una fiesta; y no dedicar todo nuestro tiempo (incluso el tiempo libre) a los estudios.

Estudiar en la universidad requiere disciplina, fuerza y mucha dedicación. Durante la semana, es necesario cumplir con el cronograma con fuerza de voluntad y dejar la pereza a un lado, y los fines de semana; aunque es importante relajarnos y esparcirnos, no debemos olvidarnos de reservar un par de horas para el estudio.

Disfruta el fin de semana para hacer una buena revisión en el contenido que se ha visto durante la semana; o dedica un tiempo extra para dedicar tiempo extra a las materias que consideras las más difíciles del curso. Lo ideal es separar de 2 o 3 horas para estudiar y, después disfrutar de tiempo libre para recargar las pilas, realizando las actividades que más te gustan.

jovenes discoteca

En todo momento durante nuestra estancia en la universidad, el estudio debe ser equilibrado con el ocio y el entretenimiento. No es para nada recomendable (ni saludable) encerrarte en tu habitación 12 horas al día, con el fin de estudiar; ya que, sin duda terminarás demasiado cansado y el estudio no va a ser tan productivo como crees. Recuerda que la calidad es mejor que cantidad. Así, estudiar de forma concentrada disciplinada y tener fuerza de voluntad son dos elementos esenciales para tener éxito en tu carrera académica (y, posteriormente, profesional).

Si divides el tiempo de estudio a la semana, entre los 7 días, en poco tiempo notarás la diferencia de carga de trabajo.

¿Tienes demasiada pereza de estudiar en el fin de semana? No pienses en el presente, sino en los beneficios que esto te aportará, en tu graduación, en tu futuro salario como profesional y, sobre todo, ten en cuenta que esto es “temporal”; ya que, antes de lo que piensas, vas a poder disfrutar de fines de semana a tiempo completo con tus amigos, familiares y personas que amas.

Estudiar el fin de semana

Recuerda que siempre es posible administrar el tiempo a tu favor, por eso, enfócate en lo que quieres y no pierdas el tiempo con cosas sin importancia. Otro consejo es tener cuidado con las salidas: si pretendes estudiar el domingo por la mañana, no te excedas en la noche del sábado, para no despertar con resaca. Recuerda que cumplir con el cronograma de estudio es la prioridad.

Así, separa un par de horas para estudiar los fines de semana; y también, sal a divertirte. Todo en la vida requiere de equilibrio.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad