Ideas negativas sobre el aprendizaje de idiomas

Muchos estudiantes suelen acabar dejando sus cursos de idiomas: holandés, inglés, alemán o francés. Pero al crecer, esta desafección por el aprendizaje de idiomas generalmente se convierte en un gran obstáculo para su carrera…

¿Alguna vez has visto ofertas de trabajo a las que no te has podido presentar porque no sabías suficientemente bien un idioma? Hablando claro, ¿sabes que hablar otro idioma aumenta tu salario a fin de mes?

Estas son algunas excusas que deberías dejar de hacerte y ponerte manos a la obra con el aprendizaje de idiomas.

“Soy demasiado tonto”

Aprender un idioma no es una cuestión de inteligencia. Más bien, es tener la curiosidad por otras personas y su cultura e inbibir la inhibición y la timidez a hacerlo mal. Lo más importante es la motivación y la persistencia: no te rindas ante el primer obstáculo que llegue. Todos tenemos capacidad para aprender idiomas, sólo es cuestión de voluntad.

“Soy demasiado viejo”

Nunca es demasiado tarde para dominar un idioma extranjero. Además, esta excusa es utilizado por personas cada vez más jóvenes. No hace falta ser un niño para asimilar mejor el idioma, ni mucho menos. Si bien es cierto que un niño integra realmente el vocabulario más rápido, un adulto tendrá muchas más oportunidades para dominar las estructuras gramaticales y conjugaciones.

Ideas negativas sobre el aprendizaje de idiomas

Ideas negativas sobre el aprendizaje de idiomas

“No tengo tiempo”

A menudo pensamos que el tiempo necesario para dominar un idioma es el mismo que cuando íbamos a la escuela o al instituto: años y años. En realidad, es posible aprender de manera más eficiente y por lo tanto mucho más rápido. Yendo a lo básico (y teniendo mucha mejor voluntad que cuando éramos adolescentes) se puede resumir fácilmente seis años de cursos en el colegio en uno.

Encontrar tiempo, por supuesto, es una cuestión de prioridades. A veces simplemente pasar menos tiempo viendo la televisión o en Internet, o simplemente utilizar nuestro camino al trabajo para ir aprendiendo idiomas.

No quiero ir al extranjero

Por supuesto, la inmersión es una gran manera de crecer en un idioma. Pero es, sobre todo, para llegar a hacer el esfuerzo de llegar a los otros: este enfoque, también puede hacerlo aquí. Si no quieres gastar tiempo o dinero en viajar al extranjero, mira a tu alrededor: España es un país con una gran industria turística que atrae a millones de visitantes extranjeros cada año.

Seguramente conoces a alguna persona nativa. ¿Por qué no invitar a estas personas a hablar con nosotros en su idioma original, o incluso buscar a alguien en nuestra misma situación para hablar por Skype?

No soy bueno con los acentos

En realidad, es un poco más complicado dominar los acentos a la edad adulta. Los niños les resulta más fácil porque están menos acostumbrados a las frecuencias de sonido de su lengua materna, a diferencia de los adultos que tienen dificultades para separar sonidos. Para entrenar el oído, cuando tengas la oportunidad, escucha películas, series, canciones y radio en el idioma que estás aprendiendo. Sumérgete en el idioma (el ritmo, la pronunciación, la entonación) hasta que la pronunciación correcta te salga de forma natural.

Vía

5 idées reçues sur l’apprentissage des langues

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies