Los mejores consejos para trabajar mientras estudias

Compaginar estudios y trabajo es una rutina común para el profesional que busca desarrollar y profundizar los conocimientos en su área. A pesar de que muchos eligen la jornada doble, pocos saben equilibrar ambas actividades sin perjudicar el rendimiento en una de las partes — o de su salud.

Además de la dedicación de costumbre, es necesario utilizar algunos recursos de planificación para mantener el día a día en orden y aprovechar al máximo las clases y las horas de trabajo, manteniendo la productividad.

Consejos para trabajar mientras estudias

A continuación, te presentamos los mejores consejos para trabajar mientas estudias:

Mantén una agenda detallada

24 horas al día parecen no ser suficientes para cumplir con todas tus tareas. Para conciliar trabajo y estudios, tener un cronograma detallado de tus actividades puede ser muy útil para identificar a los mejores períodos y encajar los estudios en su rutina.

Lo ideal es realizar una revisión cada hora de la semana — ya sea en un documento de papel o una aplicación para tu smartphone — en la que se inserten todos los compromisos. Separa por categoría cada una de las acciones, de manera que identifiques todo fácilmente, por colores, por ejemplo. Con esta facilitación gráfica, te das cuenta de intervalos que pueden ser optimizados, como la hora del almuerzo en algún día de la semana.

Anota todas las tareas

Además de facilitar la gestión de tu tiempo, la agenda hará que tengas el control de todas tus actividades. Esto es importante, ya que no olvidarás tus tareas, pero también en un indirecto y emocional: al tener los registros, puedes relajar tu cabeza, y dedicarte a un elemento a la vez.

Esa es la gran clave de la productividad: concentrarse en lo que está haciendo para que la dedicación sea total y asertiva. Cuando estés haciendo un informe de trabajo, por ejemplo, piensa sólo en él y deja todas las obligaciones de lado hasta terminar lo que te has comprometido a cumplir. Así, se evita la ansiedad y la acostumbrada sensación de que siempre hay algo por hacer.

Sé flexible

No siempre será posible tener horas y horas dedicadas a cada actividad. Por ello, seleccione lo que es más sencillo y tratar de flexibilizar la tarea para unirla en tu rutina.

En vez de esperar a llegar a casa para leer un artículo, por ejemplo, prefiere hacer la lectura durante el trayecto en transporte público. Grabar un audio con los principales temas que necesitas estudiar para una prueba también puede ser una gran opción para escuchar en este tipo de trayectos.

Administra el tiempo en las redes sociales

Si te mantienes activo en las redes sociales, ya debes haber escuchado hablar de la procastinación; cuando se nos hace común de posponer las tareas mientras el tiempo pasa de largo. Es cierto, las redes sociales son esenciales, pero conoce los lapsos en que debes utilizarlos.

Establece metas

Sé preciso a la hora de planificar sus estudios. Decir que vas a estudiar una hora al día, no garantiza mucha evolución ni compromiso; sobre todo cuando no cumples con ello.

 

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad