Los secuestradores del tiempo de estudio

¿Sabías que existen una serie de elementos que pueden afectar la productividad en los estudios? En este artículo te presentamos algunos de los secuestradores de tiempo de estudio que debes evitar a toda costa.

A veces, resulta bastante común que perdamos desde 5 minutos, hasta horas, con diversos elementos que podemos calificar como secuestradores del tiempo y, como consecuencia, nuestra productividad disminuye. Por ello, es importante saber cómo lidiar con las distracciones y emplear la tecnología a favor del estudio.

¿Qué son los secuestradores del tiempo?

Son los elementos responsables de las distracciones que no nos permiten enfocarnos en nuestro plan de estudios. Por ejemplo, ¿te ha sucedido que, recién has comenzado a estudiar y ves que la luz de tu smartphone a comenzado a parpadear? Pues este es, precisamente, uno de los principales secuestradores de tiempo. Así, en este término entran diferentes tipos de distractores, como la verificación de los mensajes de alguna aplicación, el acceso a redes sociales, correo electrónico, entre otras formas de entretenimiento. Como consecuencia, la productividad disminuye y se pierde un tiempo precioso. Los secuestradores del tiempo pueden dañar tu estudio y retrasar tu aprobación.

Procastinando

Cuando nos encontramos estudiando, no debe existir la excusa de “sólo un vistazo”, ya que, cuando te des cuenta, ya habrás perdido tiempo precioso. Muchas veces el tener acceso sólo a una notificación nos termina llevando de un sitio a otro, perdiendo mucho más tiempo del que pensamos invertir en esto cuando revisamos nuestro celular.

¿Qué hacer con los secuestradores del tiempo?

Antes que nada, es preciso identificar los secuestradores que dificultan tu estudio. ¿Son las redes sociales?, ¿la televisión?, ¿tu mascota?

Después de identificar los secuestradores de tiempo que influyen en nosotros, debemos de reducirlos o eliminarlos por completo. Por ejemplo, mientras te encuentres estudiando, es mejor dejar el celular apagado y, de preferencia, lejos. De esta manera, no vas a caer en la tentación. Deja las novedades para después del periodo de estudio. Evita mirar, incluso, en las pausas, así, no correrás el riesgo de perder el tiempo. Aprovecha el intervalo de tu estudio para tomar un café, hablar o dar un paseo con tu perro. Así, te libras un momento de las tecnologías para disfrutar de otras cosas de la vida.

Es necesario tener disciplina para estudiar de forma efectiva. Otro consejo es marcar un horario para responder los mensajes. Por ejemplo, sólo responderlos al final del día. Al principio esto puede ser difícil, pero poco a poco y con mucha fuerza de voluntad, podemos lograrlo.

Procastinar

Cuidándonos de los “secuestradores del tiempo”, nos encontraremos más enfocados en el estudio y utilizando el tiempo disponible para estudiar. Como consecuencia, la productividad terminará por aumentar y, por lo tanto, también aumentaremos nuestras posibilidades de conseguir una buena calificación; además de contar con el conocimiento necesario en determinado tema.

Recuerda que mientras te encuentras en la universidad, tu prioridad siempre debe de ser el estudio. Y es en este y otros ámbitos de la vida que la fuerza de voluntad y la disciplina son fundamentales para alcanzar el éxito.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies