¿Qué hacer antes de empezar a estudiar por la mañana?

Si tu objetivo es aprovechar las horas que tienes disponibles por la mañana para estudiar con eficiencia, a continuación te damos algunos consejos que, sin lugar a dudas, te ayudarán a alcanzar tus objetivos:

1. El desayuno

Durante la mañana, es importante beber agua para hidratar el cuerpo, además de que es sumamente importante comer (no por nada, los nutriólogos afirman que el desayuno es la comida más importante del día). Pero no se trata de cualquier tipo de alimentación; ten en cuenta que el desayuno debe de estar compuesto por alimentos saludables. Muchos autores de alto rendimiento indican consumir proteína por la mañana, así como carbohidratos, que se encuentra presentes, por ejemplo, en cereales integrales como la avena y la linaza, entre otros.

2. Meditación

La meditación es una forma de conectar el cuerpo y la mente; además de ejercitar tu poder de concentración. Al meditar por la mañana, estarás practicando tu capacidad de mantenerte enfocado en el presente, dejando que los pensamientos sobre el pasado o las ansiedades del futuro comiencen a distraerte.

No necesitas meditar por horas y horas. En realidad, los beneficios llegan con sólo meditar un minuto, 3 minutos, 10 minutos; el tiempo que prefieras, bien empleado, será más que suficiente.

Prueba a hacer una meditación guiada. De hecho, existen aplicaciones gratuitas que puedes utilizar para este objetivo, una de ellas es Insight Timer.

Deja el prejuicio por la meditación de lado. Pruébalo y pronto te darás cuenta que tu concentración mejora; además de que te librarás del estrés y la ansiedad.

estudiar música

3. Escribe

Cuando pensamos en todas las cosas que tenemos por hacer, es normal que nos sintamos frustrados y hasta perdidos. Antes de empezar el día, toma un papel o abre un bloc de notas de tu ordenador o teléfono móvil. Después, escribe tus intenciones para el día. Escribe lo que estás pensando, así como cualquier otra cosa que desees.

Date, al menos, unos 5 minutos para exponer tus pensamientos y lo que deseas lograr en el día. Usa este tiempo también (o la noche anterior) para crear una lista de las actividades más importantes que deseas cumplir en las siguientes 24 horas.

Escribe lo más importante primero, y lo secundario después. Mantén, después, la intención de cumplir con estas actividades. Y si las más importantes se encuentran relacionadas con los estudios, mucho mejor.

4. No abras correo electrónico o las redes sociales. No prendas la TV

Por la mañana, aunque estés acostumbrado a hacerlo, evita al máximo las distracciones de internet y la televisión.

Si, después de despertar, logras cumplir con las actividades mencionadas anteriormente (comer, meditar, escribir) sin abrir tus redes sociales o encender la televisión, te darás cuenta de que estarás mucho más concentrado, por lo que terminarás tus tareas más importantes cuanto antes; pudiendo emplear el resto del tiempo para lo que más te guste hacer.

Pon en práctica estos consejos y te darás cuenta de que todos los días, por las mañanas, estarás más centrado y estudiarás mucho mejor.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad