Software gráfico

Generalmente los programas de gestión manejan grandes volúmenes de datos apoyándose en ficheros tradicionaIes o en bases de datos. A partir de esta información se elaboran informes exhaustivos de los que resulta difícil extraer el mensaje que encierran.

Un primer paso para facilitar su interpretación consiste en obtener cuadros alfanuméricos resumidos donde se apreciarán de forma directa los resultados importantes.

Sin embargo, la mejor forma de visualizar los datos para su interpretación instantánea es a través de diagramas o trazados gráficos.

Esta es precisamente la misión encomendada al software de aplicación especializado en la creación de gráficos estadísticos o de gestión.

Gráficos técnicos y de gestión

El desarrollo de las aplicaciones para el trazado de gráficos estadísticos ha corrido paralela a la aparición de periféricos de alta resolución, tanto pantallas como impresoras, además de a la propia difusión de los ordenadores personales que han acercado la Informática al usuario no experto.

Los paquetes de software gráfico están presentes, fundamentalmente, en dos campos específicos:
– Producción de gráficos técnicos (planos)
– Producción de gráficos de gestión (diagramas).

La obtención de gráficos estadísticos es una de las aplicaciones más frecuentes en el uso profesional del ordenador.

La obtención de gráficos estadísticos es una de las aplicaciones más frecuentes en el uso profesional del ordenador.

Software gráfico técnico

Los productos más difundidos son los orientados al diseño asistido por ordenador (CAD). Dichos paquetes facilitan el diseño de planos, esquemas y otras representaciones gráficas de tipo téc nico, partiendo de repertorios de símbolos aportados por el programa o diseñados por el usuario.

La difusión de estos programas es notable en departamentos de diseño y gabinetes técnicos que operan en los campos de la electricidad, electrónica, mecánica, arquitectura e ingeniería civil, entre otros.

Software gráfico de gestión

Los programas gráficos destinados a satisfacer necesidades de gestión no comparten la problemática enunciada para los programas técnicos.

El objetivo se reduce en este caso a representar en un sencillo diagrama un conjunto de datos numéricos, de tal forma que sin más que observar el gráfico queden patentes las propiedades de los datos.

La mayoría de los paquetes de software para gráficos estadísticos o de gestión ofrecen varias alternativas de representación. Las cuatro más comunes son los diagramas de líneas, de superficies, de tarta y de barras.

* Diagrama de líneas
Es el más extendido y popular de los métodos de representación gráfica. Se fundamenta en dos ejes denominados de abscisas y de ordenadas.

El primero, dispuesto en una línea horizontal, identifica los parámetros para los que se representan valores en la vertical de cada punto. En este eje suele representarse habitualmente el tiempo en cualquiera de sus medidas: horas, días, semanas, meses, trimestres, años…

El segundo eje, trazado en sentido vertical, indica los valores concretos del fenómeno estudiado.

En el espacio comprendido entre los dos ejes se trazan una serie de líneas, de tal forma que cada punto de una línea corresponde a un momento o parámetro concreto (identificado por su proyección vertical sobre el eje de abscisas) y al correspondiente valor del fenómeno en ese instante; este valor viene dado por la proyección horizontal de dicho punto sobre el eje de coordenadas.

Los diagramas de líneas se pueden dividir en dos grupos:
– De una sola línea. Se utiliza para representar de forma aislada un único fenómeno.
– De varias líneas. Al superponer en el mismo diagrama varias líneas, cada una de las cuales representa a un fenómeno específico, no sólo se observa cada uno de los fenómenos sino que también se apreciará la relación existente entre ellos.

Diagramas de líneas (izquierda) y de superficies (derecha).

Diagramas de líneas (izquierda) y de superficies (derecha).

* Diagramas de superficie
Los diagramas de superficie, al igual que los de líneas, se apoyan en dos ejes entre los que se estratifica la información.

En este caso representan mediante áreas el valor relativo de cada uno de los fenómenos analizados. Para ello, en el eje de abscisas se ubican los distintos momentos de los que se dispone de medidas, y en el de ordenadas se superponen de forma acu mulativa los valores medidos.

La mejor aplicación de este tipo de gráficos se obtiene cuando en cada período la suma de los valores medidos es constante; de esta forma, al analizar las distintas superposiciones se obtienen rectángulos.

Usualmente el eje de ordenadas se mide en porcentajes, con lo que se cumple la propiedad anterior.

* Diagramas de tarta
No utiliza ningún tipo de ejes, sino que la representación adopta la forma de un círculo. Dentro del círculo se marcan las distintas porciones que corresponden a los valores medidos de los fenómenos analizados.

Normalmente las medidas aparecen en porcentajes. De esta forma, la tarta completa representa el 100 por 100 y las porciones representan la parte proporcional que corresponda en cada caso.

Los diagramas de líneas y superficies quedaban determinados por pares de valores (un valor indicaba el momento de medida y el otro la magnitud medida); en cambio, en los diagramas de tarta sólo se tienen en cuenta los valores medidos en un único instante.

Diagramas de tarta (izquierda) y de barras (derecha) representativos de un mismo fenómeno.

Diagramas de tarta (izquierda) y de barras (derecha) representativos de un mismo fenómeno.

* Diagrama de barras
Sirven para reflejar gráficamente las medidas de varios fenómenos en un único instante (o un único fenómeno en varios instantes) de ahí que, normalmente, sólo utilicen un eje de valores.

A pesar de ello acostumbran a representarse entre dos ejes coordenados.

El de abscisas suele servir exclusivamente de soporte para las barras, una por cada fenómeno representado; éstas adoptarán una altura acorde con el valor medido para dicho fenómeno.

La utilidad de los diagramas de barras es muy similar a la de los gráficos de tarta, con la salvedad de que mediante las barras se pueden tomar medidas en cualquier unidad; en cambio, me diante las tartas, la unidad casi obligatoria es el porcentaje.

En el caso de que se pretenda representar mediante un único diagrama información de varios fenómenos en distintos momen tos, se puede utilizar una variedad de los diagramas de barras denominada multibarra. Consiste en utilizar el eje de abscisas para representar en él los distintos momentos, conectando a cada uno de ellos una barra por cada fenómeno considerado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies