¿Te presentas al IELTS? 4 consejos para aprobar el examen

Cada examen de suficiencia de inglés tiene sus peculiaridades. Vea cuáles son las características de cada etapa del IELTS y cómo tener éxito en cada una de ellas.

Utilizado por más de 9 mil instituciones en todo el planeta para medir la habilidad de leer, escribir, escuchar y hablar inglés, el examen de suficiencia IELTS (International English Language Testing System) tiene peculiaridades importantes y es importante conocerlas a fondo para conseguir aprobarlo.

Para empezar, es necesario saber que hay dos tipos principales de IELTS. Uno de ellos es el GT (IELTS General Training), que está indicado para quien quiere emigrar a países que requieren de inglés para el trabajo o estudios de hasta 2º grado. El otro es el de CA (IELTS), ideal para quien va a cursar estudios de grado o postgrado en una universidad extranjera que requiere el dominio del idioma.

Tanto el GT como el AC se dividen en 4 segmentos: comprensión escrita (“reading”) y producción escrita (“writing”), ambas con una duración de 60 minutos; la comprensión oral (“listening”), con una duración de 30 minutos; y la expresión oral (“speaking”), con una duración de 11 a 14 minutos.

Joven estudiando: el IELTS no le quita puntos por respuesta incorrecta, así que es conveniente "jugar" con las que usted no sabe

Joven estudiando: el IELTS no le quita puntos por respuesta incorrecta, así que es conveniente “jugar” con las que usted no sabe

Consejos para aprobar el IELTS

Echa un vistazo a seguir 4 consejos para tener éxito en cada parte de la prueba:

1. No entre en pánico si no escucha o entiende una parte del audio

La prueba de “listening” requiere una buena dosis de atención y concentración, ya que el candidato escucha cada pasaje de audio sólo una vez. Es preciso saber que tienes una sola oportunidad, pero también es importante mantener la calma en caso de que deje una palabra o frase a pasar. Sigue la secuencia para obtener la respuesta a la siguiente pregunta.

También es esencial hacer una lectura atenta de las instrucciones para cada pregunta. En algunos casos, usted debe escribir sólo dos palabras – y en caso de que exceda de este límite, la cuestión será considerada incorrecta mismo que algunas palabras sean ciertas. Por hablar en este punto, vale la pena recordar que el IELTS no le quita puntos por respuesta incorrecta — entonces vale la pena “intentar” las que usted no sabe.

Otro consejo tiene que ver con la administración del tiempo de la prueba: al final del audio tendrá 10 minutos para pasar todas las respuestas a la hoja de respuestas, lo que significa que no es necesario preocuparse por transferirlas durante la escucha. Este intento de ganar tiempo puede contra su concentración y hacer que usted pierda tramos importantes del ejercicio.

2. Echa un vistazo a las preguntas sobre los textos antes de leerlos

En la prueba de “reading”, tendrá que realizar lecturas y responder preguntas acerca de ellas. La principal sugerencia es visitar estas cuestiones antes de dedicarse al texto en sí.

La ventaja de conocer todas las preguntas antes de leer el texto es que usted no necesita preocuparse de entender todas las palabras. El objetivo será captar las ideas y el significado general del texto, buscando sólo las respuestas necesarias.

Como usted no tendrá tiempo extra para transferir las respuestas de esta parte de la prueba, es importante tener cuidado para rellenar la plantilla antes del cierre. También vale recordar que el IELTS no considera “medio bien”: lo que significa que si usted toma más de una respuesta, esto anulará la cuestión.

3. Tenga cuidado con el límite de palabras (y tiempo) de cada redacción

Con una duración total de 60 minutos, la prueba de redacción o “writing” se divide en dos “tasks”. La primera equivale al 40% de la nota, mientras que la segunda corresponde a 60% de ella. Lo mejor es dedicar 20 minutos para escribir la “task 1” y 40 minutos para redactar la “task 2”.

Además del cuidado con el tiempo, es preciso conocer y respetar el límite numérico de las palabras de cada texto: el primero debe tener 150 palabras, y el segundo, de 250 palabras. Es importante prestar mucha atención a la ortografía, ya que los errores suelen depreciar la nota final.

No copies frases del enunciado, escríbelas con tus propias palabras. Las redacciones no tienen una respuesta correcta o incorrecta, pero el evaluador evaluará qué tan bien usted puede expresar su opinión utilizando el conocimiento y vocabulario en inglés.

4. Enfrente a la prueba oral como una conversación

La entrevista o el “speaking” es siempre individual: se quedará a solas con el examinador en una sala por un período oficial de 11 a 14 minutos. La pista para no dejar el nerviosismo tomar en cuenta es enfrentar la situación como un diálogo amistoso. Es necesario recordar que el examinador no va a juzgar sus opiniones, pero sí lo bien que puede expresar sus ideas.

Además, dice la especialista, no hay problema en no tener conocimientos sobre el tema de discusión. Vale hasta usar su imaginación o incluso comentar el motivo de no saber mucho sobre ese tema. Lo más importante es saber comunicarse bien, y usar un buen vocabulario ayuda a ganar más puntos. Recuerda que no hay ningún problema en tener acento.

Otro consejo para impresionar al evaluador de la prueba oral del IELTS es ser lo más detallista posible y nunca responder sólo “sí” o “no”. Lo ideal es desarrollar al máximo su respuesta contando sus propias experiencias y, si es posible, ofreciendo ejemplos reales para respaldar sus afirmaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies